Pásate al MODO AHORRO

El Comité de Aernnova dificulta la mediación del Gobierno vasco

La segunda jornada de paros en Aernnova es secundada por toda la línea de producción, según los sindicatos

Protesta en el interior de la planta de Aernnova en Berantevilla
Protesta en el interior de la planta de Aernnova en Berantevilla

El comité de empresa de Aernnova hace muy difícil a mediación del Gobierno vasco en la decisión de la empresa de despedir a 101 trabajadores de la planta de Berantevilla (Álava). Según ha explicado su presidente, Juan Carlos Gómez, esta mañana en el Parlamento su posición es contraria a una mediación del ejecutivo si ésta supone "aceptar algún despido", si es así, el comité la rechaza. En su intervención, el representante de los trabajadores ha insistido en que la crisis es coyuntural y no estructural, y ha subrayado que la capacidad productiva de Aernnova "está fuera de toda duda" y que la situación económica del grupo es "envidiable", con unos resultados netos en los últimos cinco años superiores a los 290 millones. Además, ha hecho hincapié en que su principal cliente, Airbus, no ha cancelado pedidos, sino que los ha aplazado. 

Gómez ha insistido en que "hay que salvar los empleos actuales. No se puede permitir que se pierda el conocimiento que se ha forjado con dinero público. No se puede perder el empleo cuando hay otras alternativas  como el ERE". ha concluido.

La empresa ha señalado que el parón del sector aeronáutico, que vió como en marzo los vuelos se reducían un 90% y hoy todavía están en un 65% menos que hace un año, es de carácter estructural y, así sus pedidos en la planta de Aernnova de Berantevilla han caído en un 44%, de ahí que se hayan "visto obligados a reducir el 22% de la plantilla (101 trabajadores) para salvar la superviviencia de la empresa".

Hoy se celebraba la segunda jornada de paros y, según los sindicatos, la totalidad de trabajadores de la línea de producción de la planta de Aernnova en Berantevilla (Álava) del turno de noche y de mañana han secundado el paro de ocho horas convocado por el comité en protesta por el ERE anunciado por la dirección. En el turno de mañana, en el que también están abiertas las oficinas de la factoría, han ido a trabajar unas diez personas a estas instalaciones, según ha explicado a Efe el presidente del comité de empresa, Juan Carlos Gómez. La plantilla de esta fábrica de la empresa aeronáutica está llamada este lunes a un paro de ocho horas, que se repetirá este jueves, para mostrar su oposición al ERE anunciado por la dirección que afectaría a 101 de los 454 trabajadores de la mayor planta del grupo en Álava. El comité, que organizó el pasado miércoles un paro de cuatro horas que también fue "total", está manteniendo reuniones con la dirección y con las instituciones, y este lunes ha acudido al Parlamento Vasco para explicar en comisión la situación de la empresa.
 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído