Pásate al MODO AHORRO

El comité de Tubacex da por rechazado el plan de la dirección y deja en sus manos el fin la huelga

El órgano sindical no va a responder a la propuesta de la empresa, y ni siquiera se va a reunir porque considera que las posturas quedaron claras tras la reunión del lunes, a la espera de que sea la compañía la que mueva ficha

Manifestación contra el ERE de Tubacex en abril en Bilbao. / EP
Manifestación contra el ERE de Tubacex en abril en Bilbao. / EP

El comité de Tubacex no va a responder a la empresa y ni tan siquiera va a volver a reunirse para consensuar de nuevo una respuesta conjunta después de que el martes la dirección de la compañía urgiera a los sindicatos a responder a su última oferta. Los sindicatos consideran que la propuesta ya está respondida con el comunicado que emitieron el lunes, tras la reunión de más de nueve horas que mantuvieron con la dirección, en el que tachaban la oferta de "insuficiente". Así las cosas, la huelga sigue, con poco margen de maniobra ya para que se desconvoque antes de las vacaciones de agosto, ya que en principio no hay convocado ningún encuentro entre los sindicatos, ni tampoco con la dirección, y mucho menos una asamblea para que sea la plantilla en su totalidad la que decida sobre el paro en votación.

El secretario general del comité de empresa, Edu Ibernia, del sindicato ELA, ha insistido a Europa Press que se mantiene la decisión anunciada el pasado lunes por la noche de la mayoría del comité de empresa de Tubacex de mantener la huelga, al ver "insuficiente" la oferta de la dirección sobre el ERE aplicado por la empresa, que conllevó el despido de 129 trabajadores y que fue anulado posteriormente por el TSJPV.

Las secciones sindicales de ELA y del resto de los sindicatos mantuvieron ayer encuentros por separado, con lo que consideran que no hay necesidad de reunir el comité, ya que en esencia no han variado las posturas.

Sólo CCOO pide abiertamente que pare la huelga y se negocie con la empresa. Sus tres delegados sindicales votaron ya en contra de continuar con la huelga en la última votación que se realizó y ayer era la secretaria general de CCOO Euskadi, Loli García, la que hacía un llamamiento a realizar un referéndum para que decida la plantilla.

El otro sindicato que podría desequilibrar la balanza, STAT, que tiene los mismos delegados que ELA, cuatro, y que se abstuvo en esa votación que supuso la continuidad del paro tras la sentencia del TSJPV, manifestó en un comunicado que sigue apostando porque se den "soluciones a este conflicto, vía salidas no traumáticas, garantía de empleo para todos y poder normalizar la situación", pero sin posicionarse claramente a favor de una desconvocatoria de la huelga.

Es decir, los sindicatos dejan de nuevo la pelota en el campo de la empresa, y la desconvocatoria del paro pasará sólo porque se retire el recurso o se garantice mediante otra fórmula -vía bajas incentivadas, por ejemplo- que en ningún caso la revisión de la sentencia por parte del Supremo va a suponer "despidos"

La dirección  ya aseguró ayer que considerara "incomprensible" la falta de respuesta, "dada la gravedad de la situación" en la que se encuentra la compañía. 

Propuestas

Básicamente la propuesta de la empresa pasa por reincorporar los trabajadores despedidos de forma gradual hasta el 30 de noviembre, "en función de las necesidades operativas", ya que se incorporarán a un  ERTE a partir del 11 de septiembre y que se negociará entre el 31 de agosto y el 7 de septiembre. Además, entre otras cuestiones, siempre que se desconvoque la huelga, se mantienen las bajas voluntarias y las prejubilaciones de los que se sumaron en el ERE anulado por el TSJPV con independencia de la resolución que tome el Supremo respecto a la sentencia. Además, se abre un nuevo plan de bajas voluntarias con las mismas condiciones que las del ERE y se analizará la viabilidad de nuevas prejubilaciones. La empresa se compromete además a mantener la plantilla hasta 2024 en los niveles actuales -descontando prejubilaciones. de 573 trabajadores entre las dos plantas. Es decir, recupera la oferta del mes de mayo, y que no sirvió entonces para terminar con la huelga.

El comité por su parte, consideró la oferta "insuficiente". Sí se mostraron dispuestos a desconvocar la huelga, aunque cualquier acuerdo pasa, de momento por la retirada del recurso al Supremo, con lo que garantizaría que la readmisión de los despedidos no tiene vuelta atrás. Además, plantean un nuevo plan de bajas voluntarias y prejubilaciones, junto con las anteriores; compromiso de no subcontratación; y la renuncia sindical al compromiso de creación de empleo firmada en convenio y pendiente de realizar.

Archivado en:

Destacados