Pásate al MODO AHORRO

El comité de empresa critica la actuación del presidente de Tubacex

Los dos comités están dispuestos a reunirse con el consejero delegado, Jesús Esmoris, y que no se les tache de "irresponsables"

Planta de Tubacex/ Irekia
Planta de Tubacex/ Irekia

El comité de empresa de Tubacex quiere negociar sus condiciones laborales ante los ajustes previstos por la empresa a 150 trabajadores. Ambas empresas afectadas por los cambios que se están haciendo, han sacado un comunicado en respuesta a las declaraciones que hizo el consejero delegado de Tubacex, Jesus Esmoris, ayer, al Gobierno vasco. En ellas criticaba la actiud irresponsable del comité y alegaba que habría medidas debido a las "perdidas insostenibles" de este año marcado por la covid-19, que han supuesto 18 millones de euros menos para la empresa. 

El comité ha recordado que ellos son los responsables de "preservar el bien común y que en esa lucha nos encontraremos". Apuestan por la defensa del empleo de calidad no solo en Tubacex sino en todo el país. "Ellos decidirán si están de nuestro lado o enfrente" afirmaba el comité. Ellos están dispuestos a reunirse sin embargo Esmoris no tiene en cuenta varias cosas: no quieren apostar por estas plantas; no quiere poner en valor el esfuerzo que las plantillas de estas plantas han hecho a lo largo de los años por el desarrollo de Tubacex; no quieren ver el esfuerzo que está haciendo la actual plantilla, soportando un ERTE y diversas situaciones (sin días de libre disposición, recuperación del Permiso Retribuido), con la repercusión económica que supone; y tampoco está dispuesto a reunirse con el comité, llevamos sin contacto desde el establecimiento del último ERTE, y nos tachan de irresponsables…

El comité ha sido claro: "ni el comité ni la plantilla son los responsables de lo que pueda suceder". Piden apoyo en esto momentos de crisis y que no sean ellos quienes paguen una vez mas los platos rotos. "Seguimos insistiendo en que en esta situación hay que adoptar medidas puntuales, más cuando vemos una y otra vez que la empresa quiere por todos los medios justificar el ERTE en el que nos encontramos, haciendo regular lo máximo posible a la plantilla sin justificación y hasta el punto de externalizar trabajos que se pueden realizar en nuestras plantas" afirmaban los trabajadores.

Empeoramiento de la situación

Los datos muestran que no hay un empeoramiento de la situación. En la actualidad los trabajadores de la empresa está inmersos en un segundo ERTE de tres meses de duración, en el cual como máximo se iba a trabajar un 20% y la realidad es que se esta trabajando un porcentaje superior al ERTE anterior. A parte, de estar externalizando gran cantidad de trabajos, se están trabajando días de vacaciones y han activado días adicionales de producción para enero por encima de la jornada anual de cada trabajador y trabajadora.

"Ante la afirmacion de que estamos teniendo perdidas insostenibles, vemos que los ingresos de las sociedades que tienen su domicilio en Araba, suponen más de un 80% del total de los ingresos de todo el grupo", declara el comité. Sin embargo, si se repara en los resultados, hay una parte importante de beneficios que se atribuyen a otras empresas del grupo. Todo indica que estas empresas facturan gran parte del valor añadido que se genera al venderse el producto al cliente final. Siguen agarrándose a una crisis coyuntural para hacer borrón y cuenta nueva, ajustar la plantilla para engordar aún más sus bolsillos. A pesar de la incertidumbre el comité no cree que el camino que se está siguiendo sea el mejor, ya que la plantilla, los trabajadores son los que más están sufriendo esta crisis. 

Destacados
Lo más leído