Pásate al MODO AHORRO

Los concesionarios piden un Plan Renove vasco "más amplio" y estímulos para vehículos de combustión

La Asociación de concesionarios de Bizkaia achaca el desplome de ventas a un plan menos flexible y a la crisis de los 'chips'

Concesionarios Euskadi. / EP
Concesionarios Euskadi. / EP

El presidente de la Asociación de concesionarios de Bizkaia, Jon Lekue, ha reclamado la puesta en marcha de un Plan Renove vasco "más amplio", que contemple ayudas "a corto plazo" a la compra de vehículos de combustión de clasificación energética A, B e incluso C, aparte de las ayudas al vehículo eléctrico.

"Siempre decimos que en la automoción todos estamos a favor de la descarbonización, pero eso se puede conseguir con más de una tecnología", ha señalado en declaraciones a Europa Press, "el futuro va a tener un componente de electrificación clarísimo, pero en el corto plazo se siguen necesitando estímulos para los vehículos de combustión".

En este sentido, con los datos del cierre de julio, el vehículo más vendido ha vuelto a ser el Dacia Sandero, "el modelo más barato que hay en el mercado", ha aclarado Lekue, que apunta una renta media anual por debajo del coste de un vehículo eléctrico. Respecto al desplome de ventas de vehículos nuevos en julio, mes en el que cayeron un 40% las matriculaciones de turismos y todoterrenos en Euskadi, Lekue lo ha achacado a que entraban más vehículos en las ayudas del Plan Renove vasco del año pasado que en el actual, así como a la crisis de abastecimiento de los 'chips', que alarga los plazos de entrega, con lo que se aplaza la compra de coches.

Menos ventas que en 2020

Del mismo modo, ha señalado que las últimas declaraciones de la UE en torno al futuro del vehículo de combustión, que está provocando que los posibles compradores "empiecen a tener dudas", tras conocer los plazos en que se dejará de fabricar vehículos de combustión a partir de 2035.

"Sumado todo se puede interpretar esa caída, aunque hay que recordar que el año pasado fue histórico. Este año es hasta más complicado que el año pasado, también en el acumulado de ventas en lo que va de ejercicio, y tampoco tenemos ayudas a gastos, como podían ser los aplazamientos de impuestos que hubo en 2020", ha manifestado.

En esta línea, ha afirmado que, comparado "con el año pandemia que el sector incluso estuvo dos meses parado", este 2021 están vendiendo menos "y sí que es preocupante".

Archivado en:

Destacados