Pásate al MODO AHORRO

Confebask dice que decisiones judiciales como la de Tubacex "colocan a las empresas en dificultades"

Eduardo Zubiaurre denuncia que se genera una " absoluta incertidumbre" a la hora de tomar decisiones para salir de la crisis en una empresa

Eduardo Zubiaurre, presidente de Confebask / EFE
Eduardo Zubiaurre, presidente de Confebask / EFE

El presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, ha afirmado que decisiones judiciales como la reciente sentencia del TSJPV que anulan el ERE en Tubacex,  "colocan a las empresas en dificultades" porque generan  "incertidumbre e inseguridad jurídica".

Preguntado por la situación que atraviesa Tubacex, obligada por la sentencia a reincorporar a los despedidos por el ERE, el presidente empresarial ha mostrado su "sorpresa" por estas resoluciones judiciales, que han supuesto la anulación de los despidos. En este sentido, ha advertido de las "dificultades a las que aboca a una empresa en un proceso de reconversión, con un cambio estructural en los sectores en los que trabaja y con unas caídas de la demanda importantísimas".

Zubiaurre ha recordado que la actividad de Tubacex está inmersa en un proceso de transformación energética y que ya venía registrando "dificultades, caídas de la demanda importantes y necesidades de hacer ajustes", antes del Covid y que hizo "todos los esfuerzos para acometer ajustes armoniosos, no traumáticos" e intentado mantener el empleo "sin posibilidad de llegar a acuerdos" con la parte sindical.

"Al final, las únicas vías que le quedan son las de la legalidad, las que la normativa laboral permite y, si incluso eso se le va a impedir para intentar salvar el proyecto empresarial, la verdad es que aboca a una situación a la empresa muy complicada y a todos nos deja en una situación de absoluta incertidumbre y de inseguridad jurídica a la hora de utilizar medidas contempladas para salir de situaciones de reconversión y de crisis estructurales en una empresa", ha manifestado.

El presidente de la patronal ha señalado en este sentido que la empresa, en este momento, "no puede hacer más que sufrir, soportar y poner en cuestión su futuro".

"De alguna manera, tiene que hacer sostenible su proyecto, si no va a tener que estar abocada a soluciones muchísimo más negativas para todos, esperemos que tenga suerte, que pueda resolver esta situación, pero desde luego, esta sentencia nos sume en una absoluta incertidumbre y nos genera muchísima inseguridad jurídica", ha señalado.

Precisamente los sindicatos valoran hoy la última oferta de la empresa, trasladada al comité ayer martes a través de una representación del Gobierno vasco, que supone la posibilidad de reincorporar a los trabajadores despedidos que así los deseen de manera escalonada entre el 26 de julio y el 30 de noviembre. Estos trabajadores se incluirían en un ERTE que está todavía pendiente de negociar con la representación sindical.

Los trabajadores deberán decidir si este movimiento de la empresa supone o no la desconvocatoria de la huelga indefinida que la platilla quiere mantener hasta que los despedidos estén de nuevo admitidos. Hasta ahora la empresa ha admitido pagar el sueldo a los trabajadores despedidos pero los mantiene en sus casas a la espera del recurso que quiere presentar contra la sentencia del TSJPV. Está todavía por determinar si el cambio anunciado por la empresa implica también la retirada del recurso.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados