Pásate al MODO AHORRO

Construcción y medio ambiente se unen por la economía circular en Gipuzkoa

Al incorporar la perspectiva ambiental en todo el ciclo del proceso constructivo, las empresas tendrían "una oportunidad de competitividad con mayores ingresos, seguridad oportunidades y menores costes"

Construcción y medio ambiente se unen por la economía circular en Gipuzkoa. / EP
Construcción y medio ambiente se unen por la economía circular en Gipuzkoa. / EP

Los clústeres Eraikune y Aclima, con el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa, han impulsado el proyecto E-Const, una iniciativa para acercar al sector de la construcción hacia un modelo basado en la economía circular, cuyo objetivo es extender el ciclo de vida de los productos y reducir los residuos.

En la rueda de prensa de presentación de este viernes ha participado el diputado de Promoción Económica de Gipuzkoa, Jabier Larrañaga, quien ha señalado que "este es uno de los 166 proyectos apoyados" por el ente foral "para promover la generación de oportunidades, el valor diferencial y la sostenibilidad del tejido empresarial de Gipuzkoa".

El director del Clúster de la Industria de la Construcción de Euskadi Eraikune, Jon Ansoleaga, y la directora de Aclima, clúster de ecoindustria, Olga Martin, presentes en la rueda de prensa, han coincidido en que esta es "una gran oportunidad" para promover proyectos con un "valor diferencial".

Según apunta Efe, Martin ha explicado que "la conversión a la circularidad de la construcción supondría que las emisiones globales de CO2 se redujeran en un 38 % para 2050 o que la vida útil de un edificio pasara de 25 a 100 años".

Por ello, al incorporar la perspectiva ambiental en todo el ciclo del proceso constructivo -planificación, construcción, mantenimiento y deconstrucción-, las empresas tendrían "una oportunidad de competitividad en forma de mayores ingresos, menores costes, mayor seguridad en el suministro y nuevas oportunidades de negocio", ha comentado.

El desarrollo de nuevos materiales de construcción reciclados, el uso de baldosas que absorben CO2, reducir el uso del agua en los procesos de fabricación e incluir placas solares o zonas orgánicas como parte de la construcción, son algunos de los ejemplos que ha dado Martin.

Por otro lado, Larrañaga ha asegurado que "los consumidores y los inversores reclaman cada vez más" proyectos como E-Const, cuyos pilares son "la colaboración y la sostenibilidad", aspecto que, según el diputado, "importa" también por una "mayor competitividad".

"El de la construcción es un sector propicio y prioritario para abordar esta transformación", ha añadido el diputado, quien ha subrayado el apoyo foral de 4,4 millones de euros, de los cuales 750.000 irán "a integrar la economía circular en toda la cadena de valor de la actividad" para "promover la generación de oportunidades, el valor diferencial y la sostenibilidad del tejido empresarial de Gipuzkoa".

Ansoleaga, por su parte, ha destacado que el 67% de las 348.432 viviendas que componen el parque residencial guipuzcoano "tienen una antigüedad superior a 40 años", lo que constituye "una importante oportunidad de negocio para las empresas, en línea con la estrategia europea Renovation Wave" para renovar el parque y "contribuir a la neutralidad climática para 2050".

Asimismo, ha añadido que "el 67% de los edificios construidos son ineficientes" y su rehabilitación, integrando criterios de economía circular y no solo de sostenibilidad, "es clave".

El proyecto E-Const, que cuenta con una subvención de 74.500 euros del Departamento de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, recalca que "la construcción es un sector estratégico por su relación con la extracción de materias primas, consumo de energía y la generación de residuos voluminosos".

Lo más leído
Destacados