Pásate al MODO AHORRO

La constructora vasca que compró los terrenos de Babcock Wilcox puja por el suelo de La Naval

Valeriano Urrutikoetxea SA (Vusa) acude al proceso de adjudicación para competir con el armador Marina Meridional y el grupo ACS, que se han aliado para hacerse con el astillero

Vista parcial del astillero de La Naval, en la localidad vizcaína de Sestao. ARCHIVO
Vista parcial del astillero de La Naval, en la localidad vizcaína de Sestao. ARCHIVO

Valeriano Urrutikoetxea SA (Vusa), la empresa constructora vasca que compró los terrenos de Babcock Wilcox durante su proceso concursal, es una de las mercantiles que ha pujado durante el proceso de adjudicación de La Naval de Sestao, el astillero vasco que actualmente se encuentra en liquidación. Fuentes conocedoras de este proceso han adelantado a 'Crónica Vasca' que la promotora con sede en Galdakao (Bizkaia) ha presentado una oferta económica por La Naval, sumándose así al interés que ya han mostrado el armador Marina Meridional y el grupo ACS que preside Florentino Pérez, que han decidido acudir juntos a una puja cuyo plazo de presentación de ofertas ha finalizado a mediodía de este viernes.

Vusa, la constructora vasca que ha pujado también por los suelos del emblemático astillero vizcaíno, tiene experiencia en la compraventa de terrenos industriales para su posterior transformación en centros logísticos. De hecho, tras adquirir los suelos que la multinacional estadounidense Babcock Wilcox tenía en el municipio de Trapagaran (Bizkaia) durante su proceso concursal, derribó los talleres y construyó la nave que más tarde alquiló a Amazon para que situara aquí su centro logístico y de distribución en Bizkaia, en funcionamiento desde 2019. Más tarde, Vusa acabó vendiendo tanto los terrenos como la nave al fondo de inversión inmobiliario estadounidense Nuveen Real Estate, que a finales de 2019 se quedó con la multinacional liderada por Jeff Bezos como inquilina.

La oferta de Vusa por los suelos del astillero vasco se suma a la realizada por el armador español Marina Meridional y el grupo ACS a través de su filial Cobra, según estas mismas fuentes. Su alianza respondería a un interés compartido y complementario por los 300.000 metros cuadrados que salen a la venta de este enclave industrial privilegiado. La superficie es excesiva para Meridional, un armador con astilleros en Huelva, Ceuta y Turquía experto en embarcaciones exclusivas y goletas de lujo. De ahí que haya buscado la alianza con el grupo ACS. La multinacional de Florentino Pérez estaría interesada en promover actividades industriales en un terreno que es una joya desde el punto de vista estratégico: tiene más de un kilómetro de atraque en la ría del Nervión con posibilidad de salida directa al mar. El enclave permitiría fabricar in situ piezas para la industria eólica y transportarlas después vía marítima, un movimiento que podría interesar incluso a Iberdrola, que instala y explota molinos eólicos pero cuya construcción encarga a terceros.

Más empleo con la propuesta industrial

Desde el punto de vista de la creación de empleo en un lugar tan golpeado por el paro como la Margen Izquierda, la oferta industrial de Meridional y ACS se presenta como la más atractiva. Si la adjudicación recae finalmente en esta alianza, requeriría de mano de obra con experiencia y cualificación, algo que acumulan ex empleados tanto de La Naval como de otras decenas de industrias auxiliares azotadas por la crisis y la reconversión. En cambio, si el lote acaba en manos de sociedades con ánimos ajenos a la promoción industrial, el margen de generación de empleo será mucho menor, según estas mismas fuentes. El resultado del proceso de liquidación y la adjudicación de los activos de La Naval no se conocerá, en cualquier caso, hasta los próximos días. El administrador concursal evaluará las ofertas y realizará una propuesta de adjudicación a la juez titular de un juzgado de lo Mercantil de Bilbao, que es el encargado de supervisar la quiebra del emblemático astillero vasco.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído