Pásate al MODO AHORRO

La crisis de la automoción obliga a Gestamp a ampliar su ERTE

Las tres semanas de parón que encadena Mercedes en Vitoria, sumados a otros en Opel, Seat y Volkswagen, afectan directamente a la compañía vizcaína que es una de las grandes proveedoras de matricería

Una de las plantas de Gestamp / EP
Una de las plantas de Gestamp / EP

Gestamp, uno de los mayores proveedores de Mercedes y una de las empresas más importantes de Euskadi, ha planteado a sus trabajadores en la planta de Abadiño la aplicación de un nuevo ERTE. Esta compañía fundada en 1997 por Francisco Riberas Pampliega se dedica a suministrar la matricería para la automoción, sector que ahora arrastra una importante crisis por la falta de semiconductores. Entre sus clientes están Volkswagen, Opel, Seat y Mercedes. Precisamente esta última, en su planta de Vitoria, va a encadenar ya tres semanas de parón con 3.500 furgonetas que dejarán de producirse por semana. Esto impacta directamente en el parque de proveedores, entre los cuales se encuentras Gestamp, que ahora negocia con el comité una ampliación del ERTE de 22 a 44 días

Mercedes Vitoria estará parada una semana más. Serán así tres las semanas encadenadas con la producción parada en la que se van a dejar de fabrica más de 10.000 furgonetas, ya que a la semana se realizan entorno a las 3.500. Desde los sindicatos aseguran que la la idea que se les ha trasladado es que "no hay buenas perspectivas de momento" y se les ha emplazado a otra reunión la próxima semana pero "previsiblemente habrá que hacer una nueva revisión del programa a la baja próximamente". La misma tónica es la que se viva en otras empresas del sector como Volkswagen, Opel, Seat, también clientes de Gestamp. 

Estos parones afectan directa e inevitablemente a los proveedores de las automovilística, y muchos de ellos han tenido que recurrir a los ERTE por la escasez de pedidos. En el caso de Gestamp tenía activo uno de 22 días hasta fin de año que afecta a casi toda la plantilla y ahora tendrá que prorrogarlo hasta los 44. Desde los sindicatos apuntan que la dirección les traslada "que los stocks están aumentando, que se están terminando varios trabajos, y que cada vez hay menos “razones” para dar actividad al personal". 

No obstante, los datos el fabricante de componentes para el automóvil eran buenos hasta el momento. En el segundo trimestres de 2021, ha ganado 32 millones de euros , por encima de la tasa de crecimiento de su mercado, pese a sufrir los efectos de la crisis global de desabastecimiento de "chips" o semiconductores que ha obligado a los fabricantes de automóviles a reducir su producción.

La crisis de los semiconductores y el parón de producción a la que se están viendo abocadas empresas tan importantes como Mercedes Benz-Vitoria, tendrá un 'efecto dominó' sobre la industria y la economía vasca, ampliando las incertidumbres e impactando de lleno sobre la recuperación tras la crisis del covid.  De hecho, fuentes del cluster de automoción ACICAE, reconocen que esta crisis de los semiconductores obligará a "reconsiderar" la estrategia y el ritmo de crecimiento que se había fijado el sector de cara  este año, y que preveía aumentos de la facturación en un entorno entre el 9 y el 11%, después de un 2020 de caídas del 18,5% en las ventas por el parón de la pandemia.

Destacados