Pásate al MODO AHORRO

La Diputación destina 1 millón de euros para que Álava sea referente en baterías con Basquevolt

El pasado año la institución foral aportó a este proyecto 400.000 euros y está previsto que este año destine medio millón

Ramiro González, en su visita a CIC energiGUNE./DFA
Ramiro González, en su visita a CIC energiGUNE./DFA

La Diputación de Álava quiere que el centro CIC EnergiGUNE, ubicado en el Parque Tecnológico de Miñano, sea referente en Europa en el ámbito de las baterías para el coche eléctrico y tiene previsto invertir un millón de euros entre este año y el siguiente para ese objetivo. El diputado general de Álava, Ramiro González, ha visitado este lunes las instalaciones de este centro junto a su directora, Nuria Gisbert, según ha informado la entidad foral en una nota.

González ha destacado la importancia de contar con este instituto de investigación en Álava ya que en la actualidad "nadie pone en duda" de que el almacenamiento de energía es uno de los elementos "clave" para la competitividad de Euskadi y ha valorado la contribución del CIC EnergiGUNE en este ámbito.

De hecho este centro participa en el proyecto Basquevolt, una iniciativa público-privada, impulsada por el Gobierno vasco, que aspira a ser la primera gigafactoría del mundo que desarrolle e industrialice la tecnología de las celdas de litio sólido destinadas a baterías de coches eléctricos.

La iniciativa, promovida por CiC Energigune con el respaldo del Gobierno vasco a través del EVE (Ente Vasco de la Energía) prepara la primera fase de sus trabajos en los que comenzará una primera ronda de inversión para captar fondos económicos, incorporar a entre 60 y 80 personas y fichar a un consejero delegado para dirigir estas tareas y en cuya búsqueda se ha puesto a trabajar esta misma semana CiC Energigune

González ha recordado que la Diputación está impulsado una de las líneas de trabajo estratégicas del CIC EnergiGUNE: el desarrollo de la tecnología para la nueva generación de baterías de estado sólido destinadas al coche eléctrico. El pasado año la institución foral aportó a este proyecto 400.000 euros y está previsto que este año destine medio millón y la misma cantidad en 2022. El objetivo es afianzar la apuesta compartida con el Gobierno Vasco para desarrollar un área de preindustrialización que acelere la transferencia de tecnología a la industria.

Lo más leído
Destacados