Pásate al MODO AHORRO

La dirección de Tubacex admite retirar el recurso si los sindicatos "pactan y firman" otros recortes

La empresa exige que con carácter previo se pacte un plan de ahorro para garantizar la viabilidad de las plantas que podría contemplar reducciones salariales

Sede de la empresa Tubacex. / EP
Sede de la empresa Tubacex. / EP

La dirección de Tubacex admite ahora la posibilidad de retirar el recurso planteado ante el Tribunal Supremo si el comité acepta "negociar, pactar y firmar con carácter previo" una "solución estructural" que garantice la viabilidad de estas plantas en el futuro.

En un comunicado interno enviado a la plantilla, la dirección señala que este acuerdo pasa por aceptar la  "negociación que la empresa propuso hace ya más de un año", que los sindicatos rechazaron y que entre otras cuestiones contemplaba reducciones salariales. "El acuerdo entre empresa y sindicatos deberá ser previo a la retirada del recurso", señala la comunicación a la plantilla.

Sin este acuerdo previo, "la dirección no va a aceptar" la exigencia de los sindicatos de retirar el recurso al Supremo contra la sentencia del TSJPV que anula el ERE y los 129 despidos  "por considerarlo un derecho legítimo fundamental", señalan.

La propuesta de la empresa llega después de que ayer finalizara sin acuerdo la última reunión para pactar el ERTE  tras la exigencia de los sindicatos de que cualquier acuerdo pase por la retirada del recurso ante el Supremo.

En el comunicado la empresa lamenta que "durante más de un año el comité no ha querido entrar a negociar" las ofertas de la dirección que "hubiesen minimizado el impacto del ERE", entre las que cita los ajustes de condiciones laborales sustitutivos de despidos, aumentar el número de bajas voluntarias y prejubilaciones, mejorar las condiciones económicas y de inserción laboral para las salidas, o la garantía de empleo para la plantilla hasta el año 2024".

Respecto a estos puntos, la dirección muestra su "voluntad de diálogo" y  pide al comité "que asuma su responsabilidad proponiendo medidas que realmente sean efectivas para solventar la grave crisis de TTI y ACERALAVA y que permita a las personas que trabajan en Tubacex y a sus familias recuperar la normalidad".

El movimiento de la dirección coloca el conflicto de nuevo en la casilla de salida cuando ya se acumulan más de 200 días de huelga por los despidos incluidos en un ERE al que se llegó después de que los sindicatos rechazaran las medidas que la empresa quiere ahora que se firmen. 

En julio de 2020 la propuesta de la empresa para las plantas vascas  pasaba por congelación salarial y aumento de la jornada laboral, reducción de la aportación a la EPSV, y eliminación de pluses como el de distancia o el denominado complemento de ajuste, mediante el cual a los trabajadores de Tubacex se les devuelve su aportación a la Seguridad Social.

Habrá que esperar a ver si se concreta una reunión entre dirección y comité para conocer que si la propuesta de la empresa pasa por admitir estas medidas o se añaden otras diferentes que puedan admitir los sindicatos para buscar una salida al conflicto.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados