Pásate al MODO AHORRO

Los dos parques fotovoltaicos de Solaria en Álava costarán 54 millones de euros

Las dos superficies de la energética madrileña contarán con casi 200.000 placas solares y ocuparán 37 parcelas distintas

Panel fotovoltaico / EP
Panel fotovoltaico / EP

Un año después de los primeros pasos en la compra de terrenos, el segundo parque solar más grande de Euskadi empieza a dar los pasos para hacerse realidad. Solaria ya ha solicitado empezar los trámites para hacer realidad el segundo parque fotovoltaico más grande de Euskadi, solo superado por la superficie de Ekienea. Un proyecto que la energética madrileña, a efectos prácticos, va a dividir en dos parques fotovoltaicos de 50 MW cada uno en las afueras de Vitoria, entre Durana y la margen occidental del embalse de Ullibarri-Gamboa. El Gobierno vasco pone ahora en marcha la maquinaria para examinar el proyecto -en el que participará, ya que la empresa que solicita empezar la obra, Indarberri, cuenta con un 30% de participación del EVE- que deberá pasar por las alegaciones que presenten los afectados y la ciudadanía y que tendrá que superar el examen del impacto medioambiental que pueda tener el proyecto.

'Crónica Vasca' ha tenido acceso a los detalles del proyecto, que finalmente tendrá un coste algo superior a los 54 millones y ocupará un total de 349 hectáreas. La superficie ocupada será mucho mayor porque los dos parques no aglutinarán todas las placas en la misma superficie, sino que se dividirán en el caso de ambas superficies, nombradas 'Vitoria Solar 1' y 'Vitoria Solar 2'.

 

El primer parque eólico ocupará 12 parcelas distintas mientras que el segundo ocupará 25 superficies diferentes para sumar los 50 MW de cada infraestructura. La instalación de los dos parques, según ha podido saber este periódico, será finalmente de 54,1 millones de euros para colocar 199.920 paneles fotovoltaicos en los terrenos adquiridos por Solaria, todos ellos cercanos a la subestación eléctrica situada al lado de Ullibarri.

Solar trackers de Solaria / CV
Solar trackers de Solaria / CV

Los módulos serán instalados sobre seguidores o 'solar trackers', unos soportes que, al igual que un girasol, irán rotando para mantener siempre a las placas en el ángulo de radiación solar. Junio, julio y agosto serán los meses de mayor rendimiento de los paneles solares, si bien serán de los de menor eficiencia de las placas en dos parques fotovoltaicos que estarán operativos en un año desde que comiencen las obras, que moverán cientos de metros cúbicos de tierra para hacerse realidad.

Destacados