Pásate al MODO AHORRO

Los dueños de ITP todavía no han contactado con Piqué y mantienen la incógnita sobre la presidencia

El exministro ocupa el cargo desde el año 2017, tras hacerse Rolls Royce con el control de la empresa vasca

El exministro y presidente de ITP Josep Piqué. / EP
El exministro y presidente de ITP Josep Piqué. / EP

El nuevo dueño de ITP Aereo, el fondo Bain Capital, todavía no ha contactado con el presidente de la empresa, Josep Piqué, y se mantiene la incógnita sobre cual será el futuro de la presidencia de la compañía vasca.

El fondo norteamericano se hizo con el control de la compañía el pasado 27 de septiembre, tras abonar 1.700 millones a Rolls Royce. Desde entonces, los nuevos propietarios no han mantenido ningún contacto con Piqué al respecto, según ha confirmado el propio exministro a Crónica Vasca.

De hecho, es probable que el proceso vaya para largo, ya que, según fuentes conocedoras de las negociaciones, Bain Capital está en estos momentos manteniendo contactos para conformar la nueva sociedad,  en un proceso en el que estan trabajando los despachos de asesores de Cuatrecasas y Llorente y Cuenca en la dirección de la estrategia de adquisición. La compra se ultimó únicamente con el consorcio formado por Bain, la empresa guipuzcoana SAPA y el grupo inversor JB Capital a la espera de que entren nuevos accionistas, entre ellos podría estar el propio Gobierno vasco, que ya adelantado que podría estar interesado en participar en el accionariado de la empresa si se cumplen una serie de condiciones que garanticen el arraigo de la compañía a Euskadi. 

Este proceso puede alargarse hasta junio de 2022, que es cuando se espera que esté culmine la venta una vez se tengan todos los permisos permitentes, y se tenga cerrado el accionariado definitivo. Será probablemente entonces cuando se aborde la cuestión de la presidencia, con el nuevo consejo de administración conformado. 

Exministro del PP

Josep Piqué accedió a la presidencia en 2017, en sustitución de Ricardo Martí Fluxá, justo cuando Rolls Royce se hizo con el control de la compañía.

Igual que en el caso de Fluxá, en la elección de Piqué como presidente pesó su cercanía al PP, que estaba en esos momentos al frente del Gobierno central, ya que ITP es una empresa estratégica y especialmente sensible desde el punto de vista del MInisterio de Defensa. 

De hecho, el Gobierno central no sólo ha tenido que dar el visto bueno a la venta por tratarse de una empresa estratégica que pasa a manos extranjeras, sino que desde el Ejecutivo, y en concreto desde la Secretarío de Industria que dirige Raúl Blanco, se siguió muy de cerca toda la operación de venta a Bain. Por eso, todo hace suponer que haya un cambio en la presidencia con la llegada de los nuevos dueños, el Gobierno ahora en manos de la coalición PSOE-Unidas Podemos y con la posibilidad de que el Gobierno vasco entre en el accionariado con intención de que sea evidente el arraigo con Euskadi.

Josep Piqué (Vilanova i la Geltru-1955), formado en Economía y Derecho,  fue ministro de Industria y Energía y de Asuntos Exteriores con el Gobierno de José María Aznar, además de presidente del PP de Cataluña, pero, además de ser un gran experto en geopolítica, tiene un extenso currículo en el mundo industrial y empresarial. De hecho, la presidencia de ITP no es su primer contacto con el mundo de la aviación, ya que cuando accedió al cargo arrastraba una larga experiencia en el sector y no solo por su paso por el MInisterio de Industria. Por ejemplo, se ha sentado en el consejo de Eads, principal accionista de Airbus; ha sido presidente de Vueling entre 2007 y 2013;  vocal de Aena, y constituyó la firma Aviation Pasiphae, para prestar servicios técnicos de consultoría a empresas de aviación, entre otros cargos en una larga trayectoria empresarial.

 

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados