Pásate al MODO AHORRO

ELA acusa al Gobierno vasco de carecer de política industrial y hundir a La Naval

El “problema” es que el Gobierno vasco “en vez de tener una política industrial real” es “una máquina de propaganda, según el sindicato.

Vista del astillero de La Naval en una imagen de archivo. AGENCIA EFE
Vista del astillero de La Naval en una imagen de archivo. AGENCIA EFE

El sindicato ELA ha afirmado que la situación del astillero La Naval, en fase de liquidación, es consecuencia de “una política industrial inexistente” del Gobierno vasco, al que ha acusado de boicotear “la entrada de capital y control publico” en la empresa. En una nota, ELA ha recordado que tras concluir la primera fase de liquidación el 30 de septiembre sin que se hubiera presentado ninguna oferta por el astillero, el pasado 12 de noviembre el Tribunal Supremo desestimó los recursos contra los despidos de los trabajadores de La Naval planteados por ELA, CAT y CCOO.

El sindicato ha señalado que la privatización del astillero en 2006, y “la pérdida de capital público”, fue “la causa de que el astillero, que en los momentos de mayor pico de trabajo generaba más de 2.000 empleos en la Margen Izquierda, entrase en concurso de acreedores”. El colectivo nacionalista ha señalado que en su momento reiteró “la necesidad de que el Gobierno vasco adquiriese el control público del astillero”, pero ha manifestado que lo que se ha visto “ha sido un boicot evidente” del Departamento de Desarrollo Económico “para la entrada de capital y control público”.

El Gobierno vasco, "una máquina de propaganda"

Ha indicado que se trataba de “la solución más eficiente y garantista" para asegurar el “futuro en el astillero”, que “era perfectamente legal”, y ha considerado que el “problema” es que el Gobierno vasco “en vez de tener una política industrial real” es “una máquina de propaganda, sin nada detrás, que no sea los habituales favores a la patronal”. ELA ha destacado que “siempre” ha estado dispuesto a “negociar con cualquier interesado o inversor en La Naval” porque su “prioridad siempre ha sido el mantenimiento de un proyecto industrial para el astillero y el mantenimiento de los puestos de trabajo”. “Otros agentes como los anteriores accionistas y el Gobierno vasco en particular, tenían como prioridad cerrar La Naval y destruir 174 puestos de trabajo. Lamentablemente, lo han conseguido”, ha manifestado el sindicato en una nota recogida por Efe.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados