Pásate al MODO AHORRO

ELA perpertúa la huelga en Tubacex

Los afiliados del sindicato nacionalista votan 128 contra 48 mantener la huelga indefinida en Tubacex y eleva la tensión entre los trabajadores y aumenta la incertidumbre de las plantas vascas de Tubacex

Manifestación contra el ERE de Tubacex en abril en Bilbao. / EP
Manifestación contra el ERE de Tubacex en abril en Bilbao. / EP

La asamblea de afiliados a ELA acaba de decidir que que mantiene la huelga en Tubacex. En una votación en la que los partidarios de seguir con el paro que acumula más de 150 días se han impuesto por 148 votos frente a 48 para continuar con la medida de protesta. La decisión ha llegado después de que la asamblea de CCOO celebrada ayer decidiera por un 65% de los votos volver a los puestos de trabajo. La representatividad de ELA entre los trabajadores de Tubacex hace que su decisión haga muy complicada cualqueir consideración de volver a los puestos de trabajo. Se trataba de un sentir que entre los trabajadores empezaba a plantearse cada vez de un modo más abierto tras el cansancio acumulado con más de 150 días de huelga. 

La decisión complica aún más la situación de la empresa que ha venido advirtiendo en las reuniones con los sindicatos de la gravedad económica que atraviesa tras la crisis del sector y la pérdida de pedidos que han provocado los paros. Así, una vez que la sentencia del Superior de Justicia del País Vasco anuló los 128 despidos del ERE, la dirección de Tubacex decidió no incorporar a los puestos de trabajo a los afectados, dándoles el permiso para quedarse en casa y recibir el sueldo en esa situación. Tubacex trasladó a los trabajadores que la crisis económica que afecta al sector del petróleo y el gas necesita un redimensionamiento de las plantillas en las plantas vascas de Amurrio y Llodio. La dirección de la compañía ha señalado que las circunstancias no le permiten retrasar más la decisión y que la sentencia que anuló el despido colectivo de 128 empleados no cambia la realidad económica. De ahí que haya puesto en marcha un proceso para acordar bajas incentivadas en una negociación que arrancará trabajador por trabajador de los afectados por el ERE, pero que también va a abrir a empleados que no fueron despedidos. El objetivo es buscar acuerdos individuales para alcanzar un redimensionamiento que ya se ha realizado en las otras 20 instalaciones que Tubacex en el resto de su red internacional. De todos modos, la empresa ha planteado a los trabajadores crear un órgano específico para buscar acuerdos y tratar de normalizar las relaciones. Se trata de una "mesa de normalización" en la que analizar a partir de noviembre la cartera de pedidos, la posible reincorporación de trabajadores y el plan de inversiones para adaptar las plantas a una producción enfocada en el contexto actual de energías renovables. 

Despedidos donarán su sueldo a las cajas de resistencia

En estas circunstancias y ante la falta de ingresos de los empleados generado por el paro indefinido, 40 de los despedidos que recibirán el sueldo en casa han anunciado que donarán su nómina para financiar las esquilmadas cajas de resistencia, solamente la de ELA aguanta. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados