Pásate al MODO AHORRO

ELA respalda el acuerdo con la dirección de Tubacex

El segundo sindicato de la compañía, STAT, había rechazado el texto pactado y exigía a la asamblea de ELA un respaldo que salvara el acuerdo a la espera de CCOO que lo votará esta tarde

Protestas de los trabajadores de Tubacex. / CV
Protestas de los trabajadores de Tubacex. / CV

ELA ha salvado el acuerdo en Tubacex después de que su asamblea haya votado de forma mayoritaria a favor del mismo. Esta misma mañana los afiliados del segundo sindicato en representación en el comité de Tubacex, el STAT, votaron en contra del preacuerdo para finalizar la huelga en la empresa, por lo que todo queda en manos de ELA, que tiene los mismos representantes que STAT en el órgano de representación de la plantilla, cuatro, y de CCOO, que tiene 3. Este sindicato finalizará sus asambleas por la tarde, pero lleva tiempo posicionándose a favor de acabar con la huelga, por lo que es de prever su voto a favor. LAB ya ha dicho que no está de acuerdo con los ajustes que se incluyen en el documento. Lo ha llevado a su asamblea, pero ni siquiera han votado. 

En concreto, 125 delegados de ELA han votado que si al acuerdo, 50 no, 2 en blanco y un voto ha sido nulo.

Después de la asamblea, ELA ha convocado una rueda de prensa en Llodio, en la que ha advertido, que pese a que su afiliación ha aceptado la propuesta de la dirección con más del 70% de votos a favor, "no firmará el acuerdo si no es con el apoyo de una mayoría sindical del comité".

En  la asamblea de STAT, por su parte, han participado 114 afiliados, de los que 67 han votado en contra y 47 a favor, por lo que no se respalda el preacuerdo que sus delegados aceptaron ayer junto con el resto de los sindicatos, a excepción de LAB.

El acuerdo contiene considerables ajustes para la plantilla a cambio de que no haya despidos. Unos ajustes que no entienden muchos trabajadores después de más de siete meses de huelga. De hecho, algunos puntos del acuerdo, como la congelación salarial, estaban contenidos en la oferta de la empresa previa a presentar el ERE y entonces fueron rechazados por el comité.

En concreto, a cambio de que no haya salidas "forzosas" ni recurso ante el Supremo, se acepta la congelación salarial hasta 2024, el aumento de la jornada los próximos tres años en 40 horas hasta 1.696, y la reducción de la aportación a la EPSV de 4 al 1%, así como la prorroga del convenio colectivo hasta diciembre de 2024.

La empresa se compromete a mantener el empleo los próximos tres años, hasta el 2024, y las inversiones también hasta ese año.

 

 

Archivado en:

Destacados