Pásate al MODO AHORRO

Elkargi utiliza su liquidez y la demanda de financiación para convertirse en fondo de inversión

La sociedad de garantía recíproca abre una nueva línea de actividad con la que invertirá en pymes tomando parte en su accionariado y sentándose en los consejos de administración

Presidente de Elkargi, Josu Sánchez / EP
Presidente de Elkargi, Josu Sánchez / EP

Elkargi continúa expandiéndose ampliando geográficamente el ámbito de sus operaciones y también las líneas de negocio en las que opera. Así la entidad de garantía recíproca acaba de anunciar que comenzará a invertir en pymes constituyendo una herramienta análoga a un fondo de inversión. El plan, según ha aprobado el consejo de administración de la compañía, consiste en emplear sus recursos y obtener los de otros inversores para formar un fondo con el que invertir en el accionariado de empresas con tomas de participación de entre 500.000 euros y 1,5 millones y formando parte de su consejo de administración. Tal y como ha señalado el presidente de Elkargi, Josu Sánchez, “se trata de poder invertir en empresas no cotizadas, pudiendo servir de ancla a otros agentes o inversores para fortalecer aquellos proyectos viables”.

Incremento de recursos gracias a los créditos avalados por el Gobierno vasco

La entidad avalista ha experimentado un crecimiento sin precedentes al canalizar todos los créditos avalados por el Gobierno vasco que han puesto en manos de las empresas 800 millones de euros​ y que se han ampliado en otros 500 millones en este 2021. Con estas operaciones los avales en los que ha participado Elkargi se triplicaron el año pasado, así, si en 2019 se respaldaron financiaciones por valor de 300 millones de euros, en 2020 solo en las ayudas por la Covid-19, la cantidad ha ascendido a 750 millones de euros. Importe que se eleva a 850 millones añadiendo otras operaciones realizadas al margen de este programa. Si tenemos en cuenta que cada empresa que ha tramitado un aval con Elkargi ha de hacerse socia, los recursos y la liquidez de la entidad han crecido de un modo importante. Son recursos que, avalados por el Gobierno vasco que es quién responderá si las empresas no devuelven los créditos, permiten a Elkargi aprovecharse de esta oportunidad. 

Junto a esta liquidez, Elkargi cuenta con un importante equipo de análisis que estudia los riesgos de cada operación. Se trata, por tanto, de emplear todo ese conocimiento, la capacidad financiera propia y la que se obtenga de terceros para invertir en empresas. El comienzo de estas operaciones se centrará primero en el entorno geográfico de Euskadi, donde la entidad tiene más conocimiento de las empresas y del contexto económico. El objetivo, más que una labor proactiva de búsqueda de destino para la inversión, será escuchar peticiones de empresas y estudiar los casos más idóneos. Según explica Sánchez, “queremos contribuir a fortalecer el ecosistema inversor y financiero; ser un `player´ más, que ayude a consolidar los proyectos de crecimiento de nuestras pequeñas y medianas empresas, al tiempo que favorecemos el arraigo de todas ellas”.

Fomentar el arraigo de las empresas

Las participaciones podrán realizarse en cualquier sector y no hay una lista predeterminada. Lo que sí se busca son compañías que presenten proyectos de expansión, internacionalización, así como empresas familiares en procesos de concentración o sucesión. La clave, señalan portavoces de Elkargi, es lograr "arraigo" en el tejido de la pequeña y mediana empresa. 

Elkargi ha continuado este año con su proyecto de expansión, así, a principios de año, abrió su primera oficina en Madrid para crecer en esa comunidad, donde cuenta con el ayuntamiento de la capital de España como ´socio protector´. Además lleva tiempo trabajando en Aragón, La Rioja, Cantabria y, evidentemente, Navarra donde goza de una alianza con Caja Rural de Navarra que recientemente entró en el accionariado. El 20% de los títulos de Elkargi se reparten entre las entidades financieras que participan en la sociedad: BBVA, Sabadell, Santander, Laboral Kutxa y también las instituciones Gobierno vasco y Diputaciones. Los socios poseen el otro 80%. 

Demanda inversora en el tejido empresarial 

Las actuales directrices del Banco Central Europeo (BCE) han venido exigiendo que los bancos tradicionales reduzcan su exposición a las inversiones empresariales. En España esta financiación había alcanzado hasta un 95% en el caso de las empresas, así que en estos momentos en los que el mercado tiene liquidez las alternativas como los fondos de inversión se constituyen como un gran oportunidad para buscar financiación. Un espacio en el que Elkargi busca sus opciones con este nuevo proyecto que, además de inyectar dinero en las pymes, le permitirá recoger beneficios al retirar las inversiones. 

Lo más leído
Destacados