Pásate al MODO AHORRO

Una empresa aragonesa planea dos centrales de bombeo en Euskadi con más de 2GW de potencia

Las instalaciones generarían una potencia 15 veces mayor que toda la eólica instalada actualmente e incorporarían un sistema de almacenaje de energía de 25GWh

Sierra de Badaya encima de Subijana./ Por y Álava y más.
Sierra de Badaya encima de Subijana./ Por y Álava y más.

Atalaya, una compañía especializada en el desarrollo de proyectos de energía renovable, ha planteado el desarrollo de dos centrales hidraúlicas reversibles con un sistema de almacenaje de energía en batería de hasta 25 GWh. Se trata de dos infraestructuras con el nombre de Vitoria y Subijana, ambos en Álava. La primera consta de una capacidad de generación de 1.300 MW, además de una batería de almacenamiento de 14,6 GWh. Mientras que la segunda central, la de Subijana, planea 1.040 MW y un sistema de almacenaje de 11,2 GWh. En total, la capacidad de generación de ambas instalaciones supondría multiplicar por 15 los 153 MW que actualmente hay instalados en energía eólica en Euskadi

La información que fue facilitada por el Ministerio Transición Energética la semana pasada al medio 'El Periódico de la Energía' señala que estas centrales generarán una capacidad de almacenamiento de energía de 25GWh, lo que sería una de las baterías más grandes de España. Esta tecnología está en pleno desarrollo y es una de las claves para multiplicar la rentabilidad de la energía renovable aprovechando los excesos de generación para los momentos valle, por la noche, cuando no hay viento o cuando no haya agua suficiente en los saltos hidráulicos. 

El mecanismo de bombeo es una tecnología de generación hidráulica que requiere de un salto importante de altura y de dos balsas de agua a desnivel. La caída de se emplea para obtener energía con la que alimentar la red eléctrica, pero también para activar el funcionamiento de bombeo que eleve de nuevo el agua para cerrar el circuito. 

Fuentes de la compañía con sede en Zaragoza, Atalaya, han confirmado a 'Crónica Vasca' la información del Ministerio de Transición Energética, pero no han querido desvelar detalles del calendario de las acciones, la inversión o los contactos que están manteniendo con las administraciones vascas. De momento, en el Parlamento vasco, EH Bildu ha registrado una pregunta solicitando información al departamento de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco.

Los municipios afectados son todos alaveses y afectan en su mayor medida a la zona de la Sierra de Badaya (Ribera Alta, Kuartango, Nanclares, Zigoitia) y la zona del embalse de Ullibarri y donde está también la fallida balsa de Noryeste (Arrazua-Ubarrundía y Vitoria). En la Sierra de Badaya, desde el Monte Oteros y hacia Subijana, existe un importante desnivel, así como acuíferos que podrían servir de base para el desarrollo de la infraestructura. 

Boom de proyectos renovables

Estas dos nuevas inciativas se unen a varias que están llegando a Euskadi en los últimos meses. Destacan las eólicas, lideradas por Iberdrola, Gobierno vasco y Capital Energy, que prevén sumar en los próximos dos años un total de 132 MW, un 86% más que la instalación actual, para alcanzar los 285 MW gracias a una inversión de 114 millones en cinco nuevos parques eólicos

Los proyectos no paran de registrarse en los últimos meses en un 'boom' renovable que ha llegado antes que el Plan Territorial que debía ordenar los suelos para ver en qué puntos se podían instalar molinos o placas fotovoltaicas (PTS de Renovables). El compromiso del Gobierno vaso era tenerlo listo para esta legislatura, tal y como acordó con EH Bildu, pero su tramitación se irá más allá, al menos hasta 2024, como adelantó 'Crónica Vasca'. El caso es que hasta que esa herramienta esté en vigor los PTS que regulan los usos del suelo en Euskadi siguen previendo estas instalaciones, aunque con menos especificidad. El Gobierno vasco viene asegurando, además, que las autorizaciones ambientales y los informes preceptivos garantizan la protección del entorno. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados