Pásate al MODO AHORRO

Otua destina 38 millones de euros a un proyecto de reciclaje industrial

Con esa inversión se pretenden crear dos líneas para separar mezclas metálicas complejas y tratar plásticos

La empresa OTUA, en el polígono de Goiain –Araba/ Irekia
La empresa OTUA, en el polígono de Goiain –Araba/ Irekia

La empresa vasca Otua, líder en el sector del reciclaje industrial, ha invertido 38 millones de euros y ha creado dos nuevas líneas destinadas a separar mezclas metálicas complejas y a tratar plásticos para su futura valorización. La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha asegurado que la financiación de ayudas a la Economía Circular se duplicará, por ser una de las líneas estrategias a seguir por parte del Gobierno vasco, que cuenta con el apoyo de los Fondos Europeos. Junto a Tapia han visitado el polígono de Goiain en Álava, la viceconsejera de Medio Ambiente, Amaia Barredo, y el director de Administración Ambiental, Javier Agirre. 

El grupo Otua engloba actualmente a 10 sociedades industriales y de servicios conexos, con un total de 13 plantas productivas ubicadas en Álava y Bizkaia. Su principal actividad como grupo industrial es la valorización de materias primas secundarias contenidas en residuos sólidos complejos post consumo, y que han posibilitado el liderazgo de este sector industrial, según ha explicado la compañía.

Otua, que ha destacado su filosofía "a más reciclaje menos residuos y a más innovación nuevos retos, nuevos materiales a reciclar", emplea en la actualidad a 400 personas, además de cerca de 2.000 de puestos de trabajo indirectos. La compañía factura del orden de 200 millones anuales, cifra que ha permitido la inversión de más de 150 millones en equipamiento industrial de última generación en los últimos ocho años para la recuperación exhaustiva de materias primas y el abordaje de nuevas actividades ambientales. El grupo Otua trata al año más de 500.000 toneladas de residuos, de los que logra valorizar un porcentaje anual medio del 52%, generando así materia prima que vuelve al mercado industrial, y "haciendo realidad el lema de la economía circular".

Línea estratégica del Gobierno vasco

Esto llega en un momento muy necesario para Euskadi cuando falta menos de un mes para celebrar el primer aniversario del vertedero de Zaldibar, la problemática con los vertederos persiste. El País Vasco no tiene apenas espacio para acumular y tratar los residuos industriales. Los vertederos no cuentan con espacio suficiente para solventar este problema. Por ello, y gracias a la inyección económica de los Fondos Europeos el Gobierno vasco ha decidido incluir la problemática de los residuos en una de sus principales líneas estratégicas. Por ello, el Gobierno aprobó en enero su "Estrategia de economía circular en Euskadi 2030". Tapia ha reiterado precisamente el compromiso del Gobierno con la economía Circular y ha destacado la importancia que para toda la sociedad tiene la apuesta de industrias como Otua, que consideran "el valor potencial de los residuos y obtienen nuevos materiales para una segunda vida".

​Según Tapia, la aprobación por parte de la Unión Europea del "Pacto Verde" con el importante paquete de ayudas económicas que se derivará de este programa para enverdecer la economía y aumentar la competividad de los sectores industriales; así como del programa de recuperación Next Generation EU, son "la confirmación de que la salida de esta crisis tiene que pasar por ser una salida que integre la sostenibilidad, el respeto al entorno y al medioambiente".

240 empresas cuentan con Economía Circular en Euskadi

La consejera ha precisado que, a día de hoy, alrededor de 240 empresas industriales de Euskadi, 177 de las cuales son pymes, están ya aplicando prácticas o modelos circulares. Tapia ha indicado que el Gobierno Vasco tiene previsto convocar este año un programa específico de ayudas a la Economía Circular "mejorado". Según ha detallado, el Ejecutivo ha subvencionado con dos millones 66 proyectos de mejora ambiental en la industria vasca y en el presupuesto de este año "se realiza un mayor esfuerzo doblando la financiación de esta línea a 4 millones y solicitando fondos al Next Generation para poder impulsar las medidas establecidas tanto en la estrategia de economía circular como para el nuevo plan de residuos.

La economía circular en Euskadi supone el 1,12% del PIB, con unos ingresos brutos anuales de 764 millones. En términos de empleo, existen 18.463 empleos relacionados con economía circular, es decir, el 2,08% del total de empleo. Este valor es superior al de España y de Alemania, con un 2,00% y un 1,71% respectivamente de empleos relacionados con la economía circular.

Ahorrar 2.000 millones de euros

Tapia ha señalado que los retos que plantea la economía circular a la industria son "importantes" y ha indicado que, si se acometieran soluciones innovadoras, más circulares, se estima hasta un ahorro potencial medio del 6% en el consumo de materias primas, lo que supondría unos ahorros de 2.000 millones en la industria vasca.

Tapia ha felicitado a Otua por su empuje, recordando que, "la Industria del siglo XXI pasa por una industria digitalizada capaz de incorporar la variable ambiental y la I+D+i para lograr una producción más sostenible. Para el 2021 se ha incorporado más del 40% del presupuesto de DESMA, con 268 millones, a la apuesta por la I+D+i, tanto en el ámbito industrial como en el del sector primario y alimentación".

Sin embargo, ha apuntado que el escenario actual en materia de vertido de residuos no peligrosos, derivado de lo ocurrido con el derrumbe del vertedero de Zaldibar, el cierre de los vertederos de Mutiloa y Larrabetxu, y la "corta vida útil" del resto de instalaciones de esta tipología, hacen que el reto ambiental prioritario sea "la minimización del vertido a corto y medio plazo", para garantizar que no hay que trasladar residuos fuera de Euskadi y, por otro, para reducir el vertido estrictamente hasta niveles mínimos y evitar infraestructuras de eliminación en la medida de lo posible.

Reusar el plástico

Una de esas inversiones, por 38 millones, se han destinado a dos nuevas líneas de desarrollo puestas en marcha en la parcela Zabaldea del polígono industrial de Goiain, que ocupan una superficie de explotación industrial de 30.000 metros cuatrados. En la primera de ellas (25 millones de inversión ya ejecutada) se ha logrado la puesta en marcha de la más avanzada tecnología de última generación en el ámbito de la separación de metales capaz de separar mezclas metálicas complejas en un proceso
automatizado y configurable.

En segundo lugar, la nueva instalación albergará en un corto plazo esa segunda gran inversión cuantificada en 13 millones de euros y que está centrada en el siguiente "gran reto industrial" del grupo, una nueva línea productiva centrada en el tratamiento de los plásticos para su futura valorización que posibilite su reintroducción en los mercados transformadores.

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados