Pásate al MODO AHORRO

Las empresas del puerto de Bilbao aceptan la mediación de Trabajo con condiciones

Bilboestiba pide que no puedan negociarse la liberalización de las tares complementarias y el compromiso de un arbitraje forzoso si finalizado el proceso no hay acuerdo

Puerto de Bilbao
Puerto de Bilbao

Las empresas que conforman la patronal del puerto de Bilbao, Biboestiba, han enviado al Ministerio de Trabajo su disposición a inciar el proceso de negociación bajo su mediación. Pero en la contestación, para la que el plazo terminaba hoy, han señalado que que es "condición irrenunciable" que se excluyan de la negociación las cuestiones "estrictamente jurídicas que son implantables". Se refieren a que las tareas complementarias no se puedan incluir en el Convenio. Además, solicitan también el compromiso de que si, finalizado el plazo de la mediación, no hay un acuerdo, se acuda al "arbitaje forzoso" poque "no se puede estirar más la situación". Los sindicatos ya habían aceptado el plan del Ministerio de Trabajo para inciar unas negociaciones a dos bandas bajo la tutela de la Dirección General de Empleo programdas en dos tandas, una hasta el 22 de diciembre, y una segunda hasta el 13 de enero. 

Las empresas destacan la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE y los pronunciamientos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia como elementos que refrendan su posición, así, los han adjuntando en su respuesta. Es una refencia al nudo gordiano que lleva atascando la negociación del convenio desde hace más de un año. Los sindicatos plantean la necesidad de incluir en el convenio los trabajos complementarios en la dársena. Para la empresas se trata de algo ilegal desde la liberalización de las actividades en los puertos impulsada por la Unión Europea, esta diferenciación debe respetarse y quedó refrendada por pronunciamientos de los tribunales europeos. Este punto es, precisamente, el elemento de bloqueo de las negociaciones, ya que las empresas reclaman la capacidad de organizar estas tareas complementarias de forma autónoma y los representantes de los trabajadores, en cambio, exigen que los 110 trabajadores eventuales que las desempeñan sean incorporados a la plantilla estructural de 320 personas.

El Ministerio de Trabajo envió el 30 de noviembre a sindicatos y patronal del puerto de Bilbao su propuesta de trabajo, su "hoja de ruta". Un documento en el que señalaba que "ve espacio para la solución dialogada" y por ello plantea una metodología que combina reuniones a dos entre las partes con otras de mediación con la Directora General de Trabajo, Verónica Martínez. El documento pide "demostrar la voluntad negociadora" asumiendo la propuesta y pone también como condición para que se inicie que "se ponga a fin a los paros y a la huelga". En la reflexión que realiza la institución dirigida por la ministra Yolanda Díaz no se hace hincapié en el hecho de que el actual convenio, o las peticiones de los sindicatos, queden fuera de la normativa, sino que las considera "discrepancias legítimas en procesos de negociación" y sobre las que hay margen para una "solución dialogada". El calendario planteado establece dos fases: una primera hasta el 22 de diciembre en la que las partes deben reunirse dos veces para luego sentarse en el Ministerio con la Directora General de Trabajo. Si no hubiera acuerdo, se establecería otra segunda fase con el mismo proceso y con la cita en Madrid el 13 de enero. 

Mientras tanto, el puerto sigue prácticamente parado desde el 8 de octubre, cuando comenzó la huelga. Las consecuencias están afectando también a numerosas empresas vascas que ven cómo esta vía de comunicación queda inservible. Por ello, el propio lehendakari Urkullu solicitó el arbitraje forzoso al presidente Pedro Sánchez. De cualquier modo, es un mecanismo muy excepcional y sobre el que el Ministerio de Trabajo ya había señalado que no estaba nada cómodo y que su posición era la de explorar las vías de la mediación. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados