Pásate al MODO AHORRO

Las empresas vascas de Medio Ambiente ven un futuro de oportunidades

A pesar de la pandemia, las empresas han mantenido el nivel de empleo de 2019 y con perspectivas de un ligero crecimiento para 2021

A pesar de la pandemia, las empresas medioambientales vascas han mantenido el nivel de empleo de 2019. / PIXNIO
A pesar de la pandemia, las empresas medioambientales vascas han mantenido el nivel de empleo de 2019. / PIXNIO

Las empresas del clúster de industrias de medioambiente de Euskadi (Aclima) facturaron en Euskadi 2.101 millones en 2020 en ámbitos ambientales, y ven un futuro de oportunidades, con el 37% de los fondos europeos que debe ir destinado a proyectos ambientales y climáticos. Aclima ha presentado este viernes los resultados correspondientes al año 2020 en un acto en el que han participado el presidente de la asociación, Xabier Caño, y la directora general, Olga Martín, tal y como informa la Agencia Efe.

El cluster agrupa a 103 socios, de los que 75 son empresas privadas. Estas empresas se dedican por una parte a ofrecer servicios de ingeniería y consultoría y por otra están las industriales, centradas en tratamiento de aguas y residuos, por ejemplo, los clásicos de cementeras o acerías, pero también residuos electrónicos. A pesar de la pandemia, las empresas han mantenido el nivel de empleo de 2019 -dan trabajo a 7.856 profesionales- y con perspectivas de un ligero crecimiento para 2021.

Así, el sector ambiental vasco ha llegado a representar alrededor del 5% del PIB de Euskadi, y está llamado a seguir creciendo y convertirse en palanca de competitividad para el resto de sectores en la recuperación económica tras la covid-19. "Si bien durante el año pasado, la pandemia del coronavirus ha provocado una crisis global, también ha sido el año en el que el compromiso de Europa por el Desarrollo Sostenible y la Economía Circular ha quedado afirmado definitivamente; de hecho, la vía para la recuperación está siendo la profundización en las acciones y políticas del Green Deal" (contrato verde), ha explicado el presidente de Aclima.

La directora general, Olga Martín, ha resaltado el papel estratégico del sector para los próximos años, en los que se abre un "marco de oportunidad" para que los retos de la transición energético-medioambiental que deberán asumir las empresas sean "oportunidades para contribuir a la reactivación económica y del empleo". La puesta en marcha de estrategias europeas, el despliegue de los fondos Next Generation, de los cuales, el 37% deben ir a proyectos ambientales, la creciente concienciación ambiental de los consumidores, el interés empresarial por la sostenibilidad en general, el cambio climático, y el movimiento de capital público y privado hacia inversiones con impacto ambiental positivo, entre otras cuestiones, hacen que desde Aclima vean un futuro de oportunidades, han resumido.

La propia Comunidad Autónoma Vasca se rige también por estas directrices, con documentos como la Estrategia de Economía Circular del País Vasco 2030, la Estrategia Klima 2050, la Agenda Euskadi 2030 y la estrategia Basque Green Deal, que para Caño "dan muestra del compromiso del Gobierno vasco con la descarbonización, la economía circular y la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible". Estos cambios son "un marco de oportunidad para consolidar las capacidades existentes e impulsar nuevos subsectores y cadenas de valor mediante la generación de nuevas empresas, desarrollo de nuevas tecnologías y capacidades".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados