Pásate al MODO AHORRO

Eroski, liberado de la deuda, respira con un resultado de 100 millones en el primer semestre del año

La cooperativa de Elorrio gana 42 millones después de afrontar inversiones y el pago de compromisos financieros con un resultado operativo que crece un 63% respecto al periodo prepandemia

Tienda de Eroski en Getxo. / EP
Tienda de Eroski en Getxo. / EP

Eroski ha seguido beneficiándose del impacto de que la pandemia generó en los supermercados con un resultado de 105,9 millones de euros en su operación en todas sus actividades, un 63% más que antes de la pandemia. Una cantidad con la que ha podido recurrir a inversiones y pago de compromisos financieros, obteniendo finalmente un beneficio de 42 millones, algo menos que el año pasado, cuando registró unas ganacias de 48 millones de euros por el incremento de las compras que generado por el confinamiento. En cualquier caso, la cooperativa de Elorrio ha aguantado en estos primeros seis meses de 2021 el ritmo de ventas con una facturación en su negocio alimentario un 2,4% por encima de los niveles prepandemia y consolida así un ritmo de ventas que ha llevado al sector a cifras récord. 

El Grupo Eroski ha afrontado este 2021 por primera vez en una década con cierta "normalidad" financiera al cumplir su plan de amortización de deuda. Así, con el saldo obtenido en su operación de 105,9 millones ha afrontado una inversión de 48,8 millones de euros para remodelar 91 supermercados y abrir 32 nuevas tiendas: cinco supermercados propios y 27 establecimientos franquiciados. En el capítulo inversor se cuenta también la puesta en marcha en el primer semestre de la plataforma de producto fresco de Júndiz (Vitoria-Gasteiz), que supuso la culminación del rediseño de su mapa de plataformas de frescos de la zona norte. A esos 48 millones de euros de inversión, se han sumado 75 millones de compromisos financieros, dejando un saldo de beneficio final de 42 millones. 

Oleada de aperturas

El grueso de la eliminación de deuda que ha acometido Eroski este año ha sido gracias a la venta del 50% de Caprabo al grupo checho EP Corporate Group, liderado por el multimillonario Daniel Kretinsky. Gracias a esta venta, la cooperativa ha puesto en marcha una nueva oleada de aperturas que comienza este otoño con 300 nuevas tiendas y una inversión de 420 millones de euros. Tras varios años complicados en los que la cooperativa con sede en Elorrio ha perdido de forma continuada cuota de mercado, en el último ejercicio se ha puesto freno a esa tendencia manteniendo invariable un 4,9% que le coloca como el quinto operador nacional, por detrás de Mercadona, Carrefour, Grupo Dia y Lidl, según Kantar. Portavoces oficiales de Eroski han señalado que, en cambio, en la zona norte que abarca desde Galicia, la costa del Cantábrico, Euskadi, La Rioja, Navarra y, con Caprabo, Cataluña y Malllorca la posición sigue siendo de liderazgo. Las 300 aperturas que plantea Eroski supondrán un movimiento que, aunque centrado en su zona de influencia, ayudará a Eroski a recuperar la cuarta posición entre las principales marcas que perdió en 2018. En lo que llevamos de año, se han remodelado 91 tiendas y se han abierto ya 32 supermercados. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados