Pásate al MODO AHORRO

Estados Unidos frustra la gran apuesta americana de Iberdrola por cuestiones "corporativas"

El regulador de Nuevo México bloquea la operación en la que la eléctrica vasca centraba su crecimiento en el oeste del país norteamericano

Edificio de Iberdrola en Madrid / EUROPA PRESS
Edificio de Iberdrola en Madrid / EUROPA PRESS

El regulador del estado de Nuevo México ha tumbado por unanimidad la operación en la que Iberdrola trabajaba desde hace un año para hacerse, a través de su filial estadounidense Avangrid, con PNM Resources. Esta compañía era la apuesta de la eléctrica vasca para expandirse en el oeste de Estados Unidos y crear una empresa centrada en energías renovables que podía llegar a adquirir un valor de mercado de más de 17.000 millones de euros. La compra estaba planteada por algo más de 3.600 millones y contaba con todos los permisos para cristalizarla con una fusión con Avangrid. Pero el regulador del estado de Nuevo México, por unanimidad ha bloqueado la operación señalando que los riesgos de la operación superan a los beneficios que Iberdrola asegura a los contribuyentes del estado. 

En el informe pesan tanto esas advertencias, como los posibles conflictos de intereses en la estructura corporativa de la empresa, pero también por lo que ha calificado como "preocupaciones éticas y de gobierno corporativo". Una referencia velada a la situación de la eléctrica vasca y su situación en el caso Villarejo, cuestión judicial por la que deberá comparecer el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, el próximo 18 de enero. Desde la compañía vasca, a través de un comunicado, se han mostrado "decepcionados" por la decisión del regulador y aseguran que "evalúan próximos pasos", entre los que está un recurso judicial. 

La operación se había iniciado hace justo un año, a través de una OPA 'amigable' por la que Avangrid, la filial participada por un 85% por Iberdrola, aportaba algo más de 3.600 millones para poder desarrollar con PNM Resources una de las principales eléctricas de Estados Unidos con presencia en seis estados: Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas. 

La frustración de la operación también ha sido criticada por PNM que defiende el acuerdo que iba a "fortalecer el futuro de Nuevo México para afrontar los desafíos del cambio climático". 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados