Pásate al MODO AHORRO

Euskadi complementará la fábrica de baterías BasqueVolt con un centro sobre el hidrógeno

CIC Energigune pone en marcha un centro de investigación centrado en el hidrógeno para su desarrollo en la automoción y para investigarlo como forma de almacenaje de energías renovables

Sede CiC Energigune en el Parque Tecnológico de Álava / EP
Sede CiC Energigune en el Parque Tecnológico de Álava / EP

El centro CIC Energigune que impulsa la fábrica de celdas de batería, BasqueVolt, uno de los proyectos estrella del Gobierno vasco para los fondos europeos, ha comenzado el trabajo para poner en marcha un centro de investigación sobre el hidrógeno. Según han confirmado fuentes de la institución a 'Crónica Vasca', se trata de una división que se incorpora a las ya activas de almacenamiento de energía. El nuevo área de CIC Energiguge avanzará en la investigación y desarrollo de baterías de hidrógeno y en aplicaciones de esta fuente de energía a la automoción, así como el análisis de su uso como forma de almacenar los excedentes de energías renovables, una de las claves para la eliminación de las emisiones de CO2. 

Según han explicado portavoces de CIC Energigune, la apuesta por el hidrógeno era un objetivo de la compañía dirigida por Nuria Gisbert para estar presentes en su desarrollo en el sector de la automoción, donde va a jugar un papel clave. Hasta ahora, "el centro ha tenido una actividad sinérgica con la cadena de valor del hidrógeno" dentro de sus áreas de almacenamiento y aplicación en distintos tipos de baterías, tanto las electroquímicas, como soluciones de almacenamiento térmico. El objetivo es trabajar con las diferentes aplicaciones en la movilidad, como el transporte pesado, pero también en otros usos en la industria electrointensiva, así como en el desarrollo del hidrógeno verde como fórmula para almacenar la energía generada por las renovables en momentos pico. 

Un foco de investigación sobre movilidad y energía en Euskadi

De este modo, las instalaciones del Parque Tecnológico de Álava, se convertirán en un foco de investigación para el desarrollo de la movilidad eléctrica aprovechando el proyecto de la fábrica de celdas baterías, la gigafactoría BasqueVolt, que en el caso de un desarrollo completo contempla una inversión de más de 800 millones. Esta infraestructura atraerá la atención y desarrollo de diferentes alternativas de movilidad eléctrica en la que el hidrógeno va a jugar un papel muy importante, de ahí que se busque el desarrollo de este centro para el que CIC Energigune ha comenzado ya la configuración de un equipo de investigadores abriendo el proceso de contratación tanto de su director, como del resto de científicos, que deberán empezar a desarrollar el proyecto en colaboración con la industria, las universidades y los centros tecnológicos del País Vasco. 

El objetivo es inciar los trabajos y el diseño de las líneas generales de investigación en las próximas semanas para ir creciendo y buscando recursos lo más rápidamente posible. El centro se ha  este año a la Alianza Europea del Hidrógeno, iniciativa impulsada por la Unión Europea. El nuevo área se une así a otras iniciativas relacionadas con esta fuente de energía que los expertos señalan puede ser una alternativa a la electrificación para el transporte pesado y para la industria de gran consumo, como la siderurgia. La semana pasada el Gobierno central aprobó precisamente el PERTE del Hidrógeno y las renovables para hacer llegar parte de los fondos europeos con una inversión prevista de 16.390, el segundo más cuantioso tras el del coche eléctrico y conectado que cuenta con 24.000 millones. 

BasqueVolt, el proyecto para crear la fábrica de celdas de batería con la tecnología impulsada por CIC Energigune, es una de las iniciativas prioritarias para el Gobierno vasco y que seleccionó entre los tres proyectos estratégicos que envió a la ministra de Economía, Nadia Calviño, en respuesta a la solicitud que realizó a las comunidades autónomas hace más de dos meses. Precisamente, la falta de respuesta del Gobierno de España está preocupando al Ejecutivo vasco. El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, señalaba en la última sesión plenaria de la Cámara vasca que "no es de recibo" la falta de noticias y reclamaba la importancia de saber con qué recursos se contaba o no para que el Gobierno vasco pudiera prever las necesidades financieras para sacar adelante este proyecto. 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados