Pásate al MODO AHORRO

Euskadi obtiene 690.000 euros en el primer cuatrimestre del año del gas que explota en La Rioja

Entre los meses de abril de 2020 y el de este año los recursos obtenidos por el Gobierno vasco por esta actividad han ascendido a 1,69 millones que el Ejecutivo emplea para amortizar las inversiones

Yacimiento de gas de Viura. / Unión Fenosa
Yacimiento de gas de Viura. / Unión Fenosa

El yacimiento "Viura", se encuentra en la localidad riojana de Sotés y es explotado por la sociedad del Gobierno vasco, Shesa, que cuenta con un 37,6%, junto a Unión Fenosa, con 58,7%, y Oil & Gass Skills que tiene un 3,5% de la explotación. Es el único que está en funcionamiento y representó la apuesta del Ejecutivo por el gas como energía de transición hasta alcanzar el desarrollo de las renovables. Su actividad en los cuatro primeros meses del año ha aportado unos ingresos a la sociedad pública de 690.000 euros. Las cifras mantienen la tónica del año anterior con un leve descenso del 3% sobre los 718.000 euros obtenidos en el mismo periodo del año anterior. Si bien es cierto quedaría por analizar la actividad de estos meses de verano tras el aumento de los costes energéticos. 

 

A pesar de las cifras, la evolución de los ingresos sigue constatando que el rendimiento en los últimos datos de ventas también ha ido disminuyendo, así en el año que va entre julio de 2019 y junio de 2020, las ventas de gas de "Viura" se quedaron en 3,1 millones de euros. Lejos de los casi 7,7 millones previstos por el Gobierno vasco.  Tras abandonar el intento de explorar el de Subijana, en Álava, por la prohibición que la Ley de Cambio Climático establece para autorizar nuevas explotaciones, el departamento que dirige la consejera Arantxa Tapiaanaliza todas las alternativas, "incluyendo la potencial salida del proyecto", en esta explotación que mantiene junto a Unión Fenosa en La Rioja. Por lo tanto, las únicas razones por las que se mantendría la participación serían para "recuperar las inversiones realizadas" y "evitar las emisiones de decenas de miles de toneladas de CO2 al no tener que importar ese gas". El Gobierno ha llegado a contar hasta con 12 permisos de sondeo, de los que 9 han se han extinguido o suspendido. Es el caso de los de Enara, Mirua, Usoa, Usapal, Saia y los de Ebro-B, C, D y E, estos últimos en La Rioja. De tal modo que solo quedan tres, los guipuzcoanos Landare, Lore y Sustraia. Ninguno saldrá adelante y las únicas actuaciones del Gobierno vasco se rigen por no lesionar sus derechos frente a los socios con los comparten autorizaciones. Una situación que obligaría a replantear el futuro de Shesa

El gas sigue siendo el recurso mayoritario para garantizar el suministro energético. Y es que sin carbón, y reduciendo la energía nuclear, el mix de generación sigue apoyándose en el gas como fuente para garantizar la respuesta a la demanda de consumo a la espera de un mayor desarrollo de las energías renovables. Y a falta de más yacimientos en el interior, la compra fuera sigue siendo el recurso para su adquisición. Así, el año pasado llegaron 58 barcos que dejaron 58.000 Gw en Bahía de Bizkaia Gas que duplicó beneficios con 22 millones de euros. Su actividad cubrió el 204,6 % de la demanda de gas natural de Euskadi y el 16,1 % de la demanda de gas natural de todo el país, cumpliendo así el doble objetivo marcado desde su creación: garantizar el suministro de gas natural al País Vasco y reforzar el sistema gasista español. El nivel de utilización de las instalaciones de regasificación de BBG ha sido alto, con un 71,24 %

 

 

 

Archivado en:

Destacados