Pásate al MODO AHORRO

Euskaltel elige socio internacional para facturar más de 200 millones por su red de fibra

Tres fondos de inversión extranjeros han pujado para participar en la explotación de la red de fibra de Euskaltel, bajo el compromiso de mantener el arraigo de la empresa que se financió con fondos públicos

Euskaltel. EP
Euskaltel. EP

Euskaltel elige socio para desarrollar su red de fibra. Son tres los fondos que se han presentado para participar con la tecnológica naranja en la explotación de su red que llega a más de 2,4 millones de hogares, en su mayoría en Euskadi, pero también en Galicia y Asturias. La compañía vasca de telecomunicaciones tiene encima de la mesa la oferta del fondo australiano First State Investments, la gestora francesa Infravia y habría una tercera opción en la firma canadiense de inversión Fiera Capital. Con uno de estos candidatos, Euskaltel creará la sociedad FiberCo que será la encargada de explotar su red de fibra bajo la condición de que el control sea siempre de la tecnológica naranja, que aportará la red, mientras el socio se encargará de la inversión.

Se trata de una operación delicada ya que supone hacer negocio con una infraestructura que se creó con el impulso de la Administración Pública, y es que las instituciones vascas apoyaron decididamente la inversión para la red de fibra óptica de Euskaltel y mantienen presencia en el accionariado, aunque en minoría, a través del Instituto Vasco de Finanzas (Gobierno vasco) y de Kutxabank.

Euskatel necesita renovar esta red de fibra para que sea óptima en su explotación. Y es que está compuesta de fibra en su trazado base, pero ha de modernizar el cableado desde el tronco general al punto de conexión de la mitad de sus hogares, 1,4 millones de puntos pendientes. Eso requiere una inversión de 364 millones de euros y para eso Euskaltel busca al socio entre esas tres propuestas, como ha adelantado el diario Expansión. Se trata de que el socio aporte el capital de esa inversión para rentabilizar uno de los activos más cotizados en los actuales movimientos que está experimentando el sector de las telecomunicaciones. Éste es uno de los principales activos de la compañía y que permitió la entrada de los nuevos propietarios británicos, a través de Zegona y Virgin Telco.

Se trata de una operación que las telefónicas, normalmente, vertebran con la entrada de un Fondo de Inversiones que financia la actuación y que luego vende la infraestructura generando plusvalías. Y es que éste es el punto delicado. La oposición en el Parlamento vasco ya ha advertido que denunciará “un pelotazo” con una infraestructura creada con dinero público. Por eso Euskaltel ha puesto como condición obligada que su socio para explotar la red de fibra entre en minoría en la sociedad que explotará la red. El objetivo es que la marca naranja mantenga siempre el control sobre la red. Es también un requisito que, según han explicado fuentes de Euskaltel, dificulta encontrar al socio inversor.

La sociedad de Euskaltel para explotar la fibra, prevé generar 135 millones en el año 2023 y 200 millones en 2025. El fortalecimiento del acuerdo con Orange, convierte al gigante tecnológico francés en uno de los mejores colocados para ser cliente de la fibra. Es, por lo tanto un proyecto estratégico que da sentido a la llegada de Virgin Telco a la compañía este año. Una llegada que ha traído un incremento en el número de clientes de 60.000 y una mejora de los resultados en el tercer trimestre del año de un 24,5% más que el año pasado. Cifras a las que se llega tras el ajuste de la plantilla, que se quedó con 581 empleados y el ajuste de su red de establecimientos.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído