Pásate al MODO AHORRO

Euskaltel pierde 23.000 clientes en Euskadi, Galicia y Asturias

La compañía naranja pierde cuota en sus feudos de Euskadi con Euskaltel, Galicia con R Cable y Asturias con Telecable.

Sede de Euskaltel / Euskaltel
Sede de Euskaltel / Euskaltel

Las cifras de Euskaltel evidencian un desgaste de la marca en sus feudos tradicionales. Así, la compañía ha perdido 23.000 clientes de servicios móviles y de fibra en el País Vasco, Galicia, y Asturias. Son las tres comunidades autónomas donde el grupo mantiene las marcas originarias: Euskaltel en Euskadi, R Cable en Galicia y Telecable en Asturias, y donde estas no han podido seguir la estela de crecimiento que ha traído al grupo la llegada de Virgin para operar en el resto de mercados nacionales.

Un descenso de 10.000 usuarios móvil y 13.000 de fibra

Según se desprende de los datos de la presentación de Euskaltel para un grupo de inversores que realiza hoy, tras la presentación ayer de resultados, el número de clientes de las marcas propias actualmente es de 89.000 en móviles y 657.000 en servicios fijos. Es el resultado de la cartera del grupo si se descuentan los clientes de Virgin Telco. Así, actualmente Euskaltel, R Cable y Telecable presentarían 746.000 clientes frente a los 769.000 que tenían hace un año. Por lo tanto, una pérdida de 10.000 usuarios móvil y de 13.000 de fibra. 

De este modo se evidencia doblemente la importancia del operador que llegó de la mano del principal propietario de Euskatel. El fondo británico Zegona incorporó a Virgin Telco en mayo de 2020 para comenzar a operar en España. Una apuesta que ha salvado a la compañía con la creación de 101.000 clientes que se han ido incorporando a Euskaltel, principalmente a través de los servicios fijos de telecomunicaciones. Esta incorporación ha permtido que las ventas del primer trimestre hayan aumentado los ingresos un 1,4%, con 174,2 millones de euros.

Pero ese incremento de la facturación no se ha trasladado al resultado que en el acumulado de enero, febrero y marzo ha presentado unas pérdidas de 2,1 millones de euros. La expansión en España entrando a la guerra de precios con la competencia y el esfuerzo con descuentos para mantener a los clientes vascos, gallegos y asturianos ha consumido las ventas y ha generado un esquema que requiere de movimientos como el de empezar a rentabilizar el uso de la red de fibra. Un proyecto que queda congelado hasta que se resuelva la OPA de MásMóvil

Operación de Zegona para ubicar a Euskaltel para la venta

A la luz de estas cifras se hace evidente que el negocio de Euskaltel, Telecable y R Cable requiere de un operador que le permita  el desarrollo de esa red de fibra y contar con un aliado para operar en el resto de España, ya que con sus mercados originales es difícil la supervivencia. Es lo que Zegona visionó, por eso buscó con su llegada el desarrollo de una estrategia que ha logrado un incremento muy importante de clientes que ha permitido ubicar a Euskaltel en condiciones de convertirse el cuarto operador. El lugar perfecto para hacerla apetecible en una operación de OPA, como la presentada por MásMóvil, que actualmente analiza la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído