Pásate al MODO AHORRO

Ferreira: "La UPV debe buscar el equilibrio entre incentivar el euskera y la atracción de talento"

Eva Ferreira, rectora de la UPV/EHU asegura que la Universidad pública "no tiene ningún agujero en sus cuentas" y reafirma su compromiso de hacer que esté cada vez más presente en la sociedad. "La relación con empresa es cada vez más y menor", dice

La rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira. / FERNANDO GÓMEZ
La rectora de la UPV/EHU, Eva Ferreira. / FERNANDO GÓMEZ

Eva Ferreira, que acaba de cumplir su primer año al frente de la UPV/EHU, asegura que la Universidad Pública tiene sus cuentas "bien liquidadas" y contará con un presupuesto suficiente para este año, que ascenderá a 460,3 millones de euros, lo que supone un 5,24% más que lo presupuestado en  2021. Un año en el que arrancará uno de los proyectos más ambiciosos desde el punto de vista de nuevas infraestructuras de la Universidad, la nueva Facultad de Medicina y Enfermería junto al Hospital de Basurto.  Asegura que hay que poner en valor que la Universidad Pública Vasca esté entre las 400 mejores universidades del ranking de Shanhai, "siendo una universidad joven pública y generalista". Y señala que cada vez es mayor su prestigio entre la sociedad vasca: "No hay más que ver las notas de corte de muchas de nuestras Facultades para ver a dónde van nuestros mejores estudiantes".

Acaba de cumplir un año al frente de la UPV en un ejercicio especialmente difícil por el impacto del coronavirus. ¿Qué balance hace de cómo ha sorteado la Universidad la pandemia?

El balance es positivo, porque refiriéndonos a la pandemia ha sido un año complicado para toda la sociedad, para la vasca, para la española, la europea y para el mundo. Pero dentro de esa complicación, haber tenido la universidad sin focos de contagios en las aulas es un éxito en sí mismo.

¿Cómo se cerró el 2021 en lo económico? porque 2020 acabó con un déficit de 3,41 millones.

El 2020 fue un año complicado. La actividad bajó, también los ingresos y subieron los gastos derivados de la pandemia. Estamos hablando de que en un presupuesto de más de 400 millones, el déficit fue de tres millones. En términos porcentuales es un desajuste muy pequeño, que hemos corregido ya. Sobre el año 2021, estamos a la espera de que se cierre el presupuesto en este primer trimestre, pero confiamos en sea ajustado y que no haya déficit.

Dice que que esperan cerrar el año sin déficit, pero la UPV ha recibido una ayuda extraordinaria del Gobierno vasco de 12 millones de euros, según se contempla en el anteproyecto de presupuestos que se presentó en el Consejo de Gobierno del pasado jueves. ¿Ese dinero no es para que cuadren las cuentas?

No voy a hablar de lo que se ha tratado en el Consejo de Gobierno de la UPV. Lo que se presentó el jueves fue un anteproyecto y hasta que no esté el presupuesto aprobado, mas allá de las cifras grandes no puedo entrar en los detalles. Yo no he hecho pública esa cifra de 12 millones. Cuando se apruebe, que esperemos que sea en marzo, se contarán los detalles. Pero lo que sí puedo decir es que el déficit de 2020 ya está resuelto. En 2021 la liquidación está pendiente, y no hay ninguna partida en el 2022 que esté destinada a años anteriores.

 

No hay ninguna partida destinada a enjugar años anteriores porque no es necesario.  No vamos a tapar ningún agujero porque no lo hay.

 

Perdóneme que insista, pero si hay una asignación vía presupuestos de la CAV y luego hay que hacer un ingreso extra, parece evidente un desajuste en los números.

No voy a comentar nada de momento sobre partidas concretas sobre las que yo no he hablado. Insisto en que es un anteproyecto de presupuestos y no puedo dar detalles de algo que todavía no es definitivo. Pero repito alto y claro: No hay ninguna partida destinada a enjugar años anteriores porque no es necesario. No vamos a tapar ningún agujero porque no lo hay. Ninguna alarma social. La UPV tiene sus cuentas bien liquidadas y contará con un presupuestos que entendemos que va a ser suficiente.

Le hago la pregunta de otra forma. ¿Hay un desajuste en el gasto de capítulo de personal que se ha necesitado cubrir con ayuda extra del Gobierno vasco?

En el presupuesto que presentamos no hay desajustes.. Los ingresos vienen por distintas fuentes, pero eso no es desajuste de nada. Si el capitulo 1 crece, pues hay que pagar al capítulo 1, porque a la gente por suerte, el salario algo le sube. Pero, insisto, en detalles no voy a entrar hasta que el presupuesto esté aprobado.

En el mes de noviembre pidieron a los departamentos que recortaran gastos para evitar ese déficit

Bueno esto que menciona es independiente de ningún desajuste.  La Universidad tiene muchas unidades de gasto, pero eso no quiere decir que todos los años tengan que gastar lo mismo o más.  En estos dos años de pandemia el tipo de gasto que se está haciendo es distinto. Por ejemplo, en viajes se gasta menos, en papel... Y creo que como uso eficiente de los recursos públicos, lo que no tenemos que hacer es gastar siempre lo mismo en todos los aspectos. Si esos gastos se ven reducidos los tendremos que ir acompasando. En 2021 vimos que los departamentos y los centros no estaban gastando todo el dinero de su presupuesto. Y sin embargo, en gastos generales sí que estábamos gastando mucho más, en mascarillas, en limpieza...Lo que pedimos es que, dentro de esa responsabilidad de gestión colectiva del dinero público, no se gastara por gastar. Que no pasaba nada si ese gasto no se realizaba, y que además no se entendiera que el próximo año no se te iba a asignar si no te lo habías gastado. El mensaje era: 'departamentos, el gasto no ejecutado no va a ser interpretado como una mala gestión, porque somos conscientes de que el gasto que se solía hacer desde los departamentos en este año de pandemia no se ha ejecutado'.

Pero en esa circular que la gerente envió a los departamentos se hablaba claramente de contener el déficit y de que se iba a pedir ayuda al Gobierno vasco...

Se trataba de apelar a la responsabilidad. Pero sí que es cierto que si yo digo en una frase este año hemos tenido un pequeño desajuste, un déficit, y en la misma frase digo que apelo a la responsabilidad, la mente humana tiene a ver una relación causa-efecto. Pero no es el caso. Lo que hay es una contextualización, recordar que lo que tenemos es un presupuesto público que gestionar y que tenemos que hacerlo con criterios de eficiencia y de gastar cuando hace falta y ser conscientes de que un año puede hacer más falta en un tipo de gasto y al año siguiente no. En una administración paquidérmica, en el sentido de que se mueve poco el tipo de gasto, ha pasado tanto en el 2020 como en el 2021 y en parte pasará en el 2022, que  el tipo de gasto ha cambiado muchísimo como parte de la pandemia.

Finalmente han tenido que pedir ayudas extras al Gobierno vasco... 

Ha habido ayudas a todo el sector productivo,  a instituciones y empresas. Necesitamos una inyección de ayuda la sociedad entera. En nuestro caso es chiquita, pero también, evidentemente, hemos tenido costes extras y ese desajuste se ha cubierto con ayuda del Gobierno vasco, sí.

La relación entre la UPV y la empresa es cada vez más y mejor. 

Hace unos días presentaba el balance bastante favorable de las spin-off que han salido de la Universidad, sin embargo persiste la queja entre los empresarios de que hay una cierta disociación entre Universidad y empresa. ¿Hay suficiente comunicación para formar desde la universidad hacia los empleos que se necesitan?

Creo que cada vez más y mejor. Y precisamente por quitar ese pensamiento que se instaló en su momento en la sociedad y que cuesta desaprenderlo, en el año que llevo me he empeñado mucho en hablar con el sector empresarial y diría que la percepción interna en las empresas es una vinculación  cada vez más alta.  La relación entre la UPV y la empresa es cada vez más y mejor. Esto significa que cada uno en su sitio sabemos lo que tenemos que hacer y en lo que nos tenemos que poner de acuerdo. 

¿Por ejemplo?

Pues una de las cosas en la que nos hemos puesto de acuerdo y llevamos una trayectoria exponencial es en la creación de aulas universidad-empresa. Las empresas no quieren que hagamos grados ad doc para lo que ellos demandan. Están contentos con los grados que tenemos. Lo que sí quieren y demandan es que haya grados que tengan itinerarios, que tengan una parte dual, y en eso estamos trabajando y viendo cuáles son los intereses que tienen los empresarios y la universidad. La oferta dual ha crecido en los últimos años. Ahí nos hemos visto intereses comunes. Pero luego también hay intereses de formación a la carta, y para eso la generación de aulas universidad-empresa nos da un instrumento muy ágil y muy potente. Y aquí este año hemos hecho diez aulas universidad empresas. Veníamos de cinco en 2015, luego ya generaron otras 15 en un periodo de cinco años, y en el último año diez. Así que se ve que hay una mayor cultura de colaboración por ambas partes y esto es muy positivo. Y los estudiantes lo saben, lo notan y lo valoran. Y no solo es la idea de tener colaboración con las empresas que ya están, sino también el promover que desde los colectivos estudiantiles salgan las vocaciones emprendedoras.

¿A ser emprendedor se puede aprender en la Universidad?

Yo suelo decir que con las vocaciones emprendedoras tenemos que hacer un tipo de proactividad, no similar, pero que tiene que ver con lo que hacemos con promover las vocaciones STEM en las chicas, relacionadas con los estudios en ciencia y la tecnología . ¿Qué es lo que hacemos desde la universidad cuando vemos que hay algo que falta en la sociedad? Difundir, ponerlo en el paisaje de la sociedad, recordar que esa posibilidad está ahí. Cuando decimos que hay que  favorecer las vocaciones STEM no es forzar, sino decir a las chicas que esto lo pongan en el paisaje, que no es tan difícil como creen, que es una posibilidad que está ahí. Y yo creo que con las vocaciones emprendedoras también pasa eso, que igual cuando estás estudiando no se te ocurre que además de mandar el currículo para intentar trabajar por cuenta ajena, igual con las ideas que tienes puedes crear una empresa, y en este sentido, el generar spin-off es algo que también estamos favoreciendo. Y es algo que está teniendo mucho éxito.

 

Una universidad no es una empresa cualquiera. No es algo que puedes poner en el mercado y si no va bien la cierras y no pasa nada

 

¿Qué le parece que se amplíe la oferta de universidades privadas en un entorno como Euskadi, la última Euneiz?

Ante la creación de una nueva universidad creo que lo que teníamos que hacer ya lo hicimos, que fue mostrar nuestras preocupaciones basadas en el informe que había hecho la agencia que se encarga de informar sobre las características de la propuesta. Nos convocaron en el Parlamento a mostrar nuestra opinión y la dimos. Como rectora de una universidad pública es hasta ahí donde debo opinar, porque realmente no es un debate entre Universidades, es un debate social. En el  Parlamento se debatió y se tomaron las decisiones que se tomaron. Es la sociedad, a través de sus mecanismos y sus Gobierno y Parlamentos la que tiene que decidir qué entiende que debe ser el contexto en el cual una propuesta de universidad debe ser aceptada como tal y aparecer luego dentro de un sistema universitario vasco. Aquí mi reivindicación lógicamente es la defensa de lo que debe ser una educación superior pública. Yo tengo que defender una educación de calidad, contrastada, con los informes de personas expertas dándole el plan de viabilidad académica. Hay que tener en cuenta que una universidad no es una empresa cualquiera. No es algo que puedes poner en el mercado y si no va bien la cierras y no pasa nada. Estamos hablando de la formación de nuestro capital humano. Dicho esto, a  mi lo que me tiene que preocupar es cómo está la mía, la nuestra, la que pagamos entre todos, y que los informes de calidad sean lo mejor posible. Y no nos podemos quejar porque estar entre las 400 mejores universidades del ranking de Shanhai no es ninguna tontería, sobre todo siendo una universidad joven, pública y generalista.

¿Y  no le parece que entre la sociedad está la percepción general de que da mas prestigio ir a una universidad privada que a la UPV?

Yo creo que cada vez menos. Vaya por delante que no juzgo. Pero creo que es importante saber los criterios de por qué las personas se matriculan en una u otra universidad. Todos son legítimos. Pero puede ser la calidad del profesorado, o el ambiente social...muchas cosas que se mezclan, y cada uno se fija en el título concreto. Y aquí hay rankings para todos los gustos, pero  no hay más que ver las notas de corte para ver a dónde van nuestros mejores estudiantes. Las universidades públicas hoy por hoy tanto en formación como en investigación estamos en un nivel muy alto.

¿En qué punto está ahora el el nivel de investigación?

El ranking de universidades de Shanghai mide sobre todo actividad investigadora, y eso ya significa que estamos bien, porque es estar en el 2% de las mejores universidades del mundo, que no es mala cosa. Y como universidad generalista hay áreas entre cada una de las cinco ramas de conocimiento, salud, ingeniería, ciencias experimentales, sociales y jurídicas, que están entre las  300 mejores. Y esto significa que tenemos investigadores muy potentes en todas las ramas de conocimiento.  Eso siempre hace un efecto tractor. Y nos toca también ver que ninguna rama del conocimiento se nos quede atrás. En investigación estamos cada vez mejor, todas las universidades vamos más o menos  mejor. Y la posición relativa te dice si tu andas cuando los demás corres, si corres y los demás andas o corremos todos a la vez,  y ahí,  vamos bien.

La comunidad universitaria la pagan gente que ha podido ir a la universidad y gente que no ha podido y eso hay que tenerlo muy presente

 

Los investigadores se quejan de que están en precario. Se ha llegado a un acuerdo recientemente con la mayoría sindical para mejorar las condiciones, pero había ya una sentencia judicial que obligaba a la UPV a regularizar la situación.

Como en cualquier ámbito de la vida todos queremos estar mejor. Pero hablar de mejor o peor siempre es 'relativo a'. Nuestro personal 'doc y predoc' está bien pagado. A mi me encantaría que cobraran más, por su puesto, es un personal que se dedica a la investigación y es esencial. Pero los salarios  estipulados van muy al albur de las convocatorias que existen a nivel estatal, vasco, o a nivel europeo. Con el acuerdo que hemos firmado con los sindicatos hemos conseguido, y esto es pionero, que la Universidad va a complementar siempre convocatorias que tengan un salario menor que el que hayamos adoptado aquí. ¿Qué alguien piensa que debería ser mas? sí, pero los presupuestos de Universidad son los que son. Tenemos un amplio acuerdo que hay que transformarlo en que tenga viabilidad presupuestaria y garantizar a la sociedad que esto no va a poner al sistema estresado. Porque todos los días recuerdo que la comunidad universitaria la pagan gente que ha podido ir a la universidad y gente que no ha podido ir a la universidad. Y esto lo tenemos que tener muy presente. Yo desde luego lo tengo. Por eso, cada vez que hablamos de una mejora hay que ver  hasta dónde podemos llegar. 

Dice que el acuerdo es pionero pero había sentencias judiciales que ya obligaban a la UPV a regularizar los sueldos a estos investigadores

Las sentencias judiciales las acatamos y ya está, pero lo que importaba como comunidad universitaria era hacer un ejercicio de responsabilidad de realizar una carrera que, obviamente, hay un salario para los que hacen la tesis, otros para los que están en su primera etapa postdoctoral y otros los que ya llevan un tiempo postdoc. Y yo creo que ordenar esa carrera ha sido bien valorado y es uno de los grandes logros que hemos tenido este año.

 

En este año que lleva al frente del rectorado se han presentado varias demandas contra la política de euskera en las que se considera que se discrimina a los trabajadores por cambiarles los perfiles lingüísticos.

Sobre la política lingüística quiero dejar claro y meridiano que no la decide unilateralmente la rectora. Todo se decide en Consejo de Gobierno de la UPV, que es como el gobierno y el parlamento todo junto. Las grandes decisiones de política se toman en este órgano los planes directores de euskera también. Y en el que estamos ahora, que tendremos que trabajar en el siguiente enseguida, se aprobó con ningún voto en contra, con muchísimo consenso. La política lingüística en general goza de un amplio consenso. ¿Esto significa que en términos particulares no pueda haber demandas? pues como administración pública o cualquier empresa publico-privada, existen conflictos. Suelen ser muy mediáticos los conflictos lingüísiticos y eso es un poco pena. A veces lo que ocurre es que fruto de la evolución de una administración, una persona puede estar ocupando un puesto sin ser funcionario, pero ese puesto hay que revisarlo y puede ser que tu puesto, que ocupas interinanente salga a la OPE con un perfil que no tiene.  Podríamos decir que esa persona ya sabia que tenía el perfil, pero no somos así. Lo que tratamos es tener un equilibrio entre la igualdad de mérito y capacidad para ofertar y ocupar un puesto. pero también somos sensibles a que alguien que lleva muchos años ocupando un puesto tenga el máximo de oportunidades de acceder a ese puesto que ha ocupado interinamente. Somos bastante flexibles a la hora de que si un puesto tiene determinado perfil se pueda retrasar la preceptibidad. Lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo.Luego ya el grado de beligerancia que queramos tener...lo que intentamos es que haya acuerdos y que las cosas se resuelvan con un poco de flexibilidad por las partes.

¿Entonces no cree que la UPV se de en ningún caso una discriminación por el euskera? Porque eso es lo que se argumenta en esas demandas.

No se a lo que se refieren esas demandas, pero de forma general, yo creo que usar la palabra discriminación...cuidado. Me voy a abstener de usarla. Otra cosa es lo que cada uno quiera. Nosotros somos una administración pública, universidad pública en una comunidad que es bilingüe, y que tenemos dos lenguas oficiales. Cada quien puede tener su mentalidad, su propio pensamiento y su querencia, pero lo cierto es que hay puestos de trabajo en esta universidad que están perfilados. Uno puede estar en desacuerdo o no, pero esta es la situación. Cuando lo ponemos sobre la mesa y lo llevamos a Consejo de Gobierno se debate se vota y se acuerda. Y los planes directores tienen amplio consenso. ¿Todo el mundo está de acuerdo? no. Ninguna sociedad va siempre con acuerdo en todo, y menos en la planificación lingüística. Pero dicho esto, los conflictos surgen cuando alguien que va a optar a un puesto que tiene un perfil que él no tiene pues dice, me están discriminando. Pues si me pongo muy al otro lado le diría tú lo que tienes es unas condiciones y eres libre de optar a ese puesto o no optar. Pero no hay blancos y negros. Hay situaciones  muy concretas que tratamos de solventarlas.

¿Puede haber riesgo de que se pierda talento por primar la lengua?

Ahora tenemos que abordar un nuevo plan de euskera y nuestra idea es por su puesto buscar equilibrio y conjugar. Tenemos herramientas para atraer talento, y de hecho en estos momento las plazas de investigadores no tienen perfil lingüístico y no todas la plazas de profesores lo tienen y no todas las plazas de administración lo tienen. Al final estos son los equilibrios en los que nos queremos mover, que a algunos les gustará más ir para un lado y a otros para el otro lado. Nos toca tratar de conjugar estas tres cosas, la atención a la demanda social de que nuestros grados se oferten en las dos lenguas oficiales, incentivar que el uso del euskera no sea solo para las clases, sino que haya investigación en euskera y todas las actividades ,...pero tenemos que conjugar eso con que efectivamente seamos capaces de atraer talento. Esto es un debate que no es fácil, pero es un debate que como sociedad tenemos que abordar. Y esto es algo que el próximo plan de euskera saldrá y tendremos que ponernos de acuerdo como Universidad. Y el resultado de todo eso, será que cuando se oferta trabajo en la Universidad, habrá que discernir qué puesto tiene perfil y que no, y ahí es donde nos tenemos que poner de acuerdo. Seguramente lo que salga no va a ser lo que yo quería. Pero el valor del acuerdo es que no sea lo que quiere nadie sino un poquito lo que queremos todos. Y eso es lo que nos toca.

¿Va a haber  oferta de nuevos grados el año que viene?

Esperamos para el año que viene tener ingeniería biomédica, a parte de otras ofertas de dobles grados como los de Ingeniería Civil  y Arquitectura Técnica, en la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa, e Ingeniería Mecánica e Ingeniería Electrónica Industrial y Automática, en la Escuela de Ingeniería de Vitoria-Gasteiz.

Archivado en:

Destacados