Pásate al MODO AHORRO

La alianza de atornilladoras de Bergara, FEX, analiza su producto con los líderes ferroviarios

La reciente asociación de 18 empresas de uniones atornilladas planea crear también foros con la industria de la energía y la automoción

La Alianza de las uniones atornilladas. FEX
La Alianza de las uniones atornilladas. FEX

La localidad guipuzcoana de Bergara concentra cerca de la mitad de la fabricación de uniones atornilladas de España. De ahí que 18 compañías líderes de esta industria lideradas por marchas históricas como Lazpiur o Erreka crearan FEX, asociación de uniones atornilladas que emprendía el vuelo en noviembre, y que prepara el próximo 18 de febrero la reunión de la segunda mesa sectorial del ferrocarril con el objetivo de compartir conocimiento con líderes internacionales del sector como CAF o MAFEX (Asociación Ferroviaria Española). Esta reunión dará continuidad a la mantenida en diciembre con las empresas vascas HeroslanIlania y Talleres Mendizabal, entre otras. El cometido de esta nueva asociación es compartir conocimiento, identificar mejoras y oportunidades, así como unir fuerzas para abrir mercados e iniciar procesos de I+D.

Según explica el director general de FEX, Juan Bautista Ayerbe, la asociación ha fijado dos líneas de trabajo. Por una parte, todo lo que tiene que ver con el producto y su mejora, colaborando y trabajando en diferentes proyectos de innovación. Y, por otra parte, la acción comercial para identificar necesidades, abrir mercados y mejorar la relación con los clientes. Tal y como señala Ayerbe, "en la medida que las empresas tengan actitud más colaborativa seremos capaces de poner proyectos en marcha".

Nuevas mesas de automoción y energía

Tras las sesiones sobre el ferrocarril, FEX trabaja en la apertura de una segunda mesa, la de automoción, a la que seguirá la mesa energética, sin descartar otros sectores de carácter más transversal que tendrán cabida en las denominadas mesas tecnológicas, como son sensórica o recubrimientos. Desde la asociación, hablan de una industria poco visible, apenas conectada con clientes finales y enfocada en el corto plazo, con muchas dificultades para dar respuesta a las exigencias del mercado de manera individual, algo que pretenden solventar con espacios de diálogo y puesta en común entre empresas.  

El sector eólico ha planteado un ejemplo claro de las ventajas de esta colaboración. El mantenimiento y revisión de los tornillos en los aerogeneradores es una tarea cara y compleja. Para buscar alternativas Erreka, cooperativa de ingeniería y productos de uniones atornilladas, diseñó I-bolt, un transductor que permite medir la tensión a la que está trabajando el tornillo. Así, una vez monitorizado, puede compararse la tensión de la pieza con la de su diseño de fábrica de modo constante. Según señala Ayerbe, "es lo queremos hacer en el sector del ferrocarril, en construcción, en el automovil. El ejemplo de Erreka nos inspira a los demás".

Una mirada al pasado

Lazpiur, otra de la empresas fundadoras, tiene una visión histórica de Bergara, cuyo tupido tejido empresarial, recuerda al siglo de oro de la industria téxtil en la ciudad.

El esplendor del sector textil durante el último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX generó el mayor potencial económico del municipio y los consecuentes puestos de trabajo que se contaban por millares.

Miguel Lazpiur, actualmente director general de la empresa, recuerda hoy todas las empresa de tejidos que había en Bergara de las que ya no queda ninguna. "Toda aquella actividad ha desaparecido"-  reflexiona Bautista- Vamos a mirar hacia delante, trabajaremos en la fabricación pero de vez en cuando levantamos la cabeza para mirar al mercado". 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído