Pásate al MODO AHORRO

La filtración del proyecto logístico para La Naval descoloca al juzgado y a los concurrentes

La empresa belga que presenta la mejor oferta por el suelo del astillero se adelanta a la juez y anuncia un centro logístico en Sestao que acabaría con cualquier opción industrial

Recreación del parque logístico que la empresa belga VGP tiene pensado impulsar en los terrenos de La Naval de Sestao. VGP
Recreación del parque logístico que la empresa belga VGP tiene pensado impulsar en los terrenos de La Naval de Sestao. VGP

La empresa que supuestamente ha presentado la mejor oferta por los suelos de La Naval de Sestao (Bizkaia) durante su proceso de liquidación, el grupo belga VGP, se ha adelantado al juzgado bilbaíno que supervisa su quiebra y ha anunciado públicamente un centro logístico que acabaría con cualquier opción industrial en el emblemático astillero vasco. Este anuncio ha sorprendido tanto en el juzgado, como entre las empresas concurrentes. Por un lado, porque la juez que supervisa la quiebra del astillero, que es quien tiene la última palabra, no había recibido a última hora de la tarde de este martes comunicación alguna por parte del administrador concursal de ninguna de las ofertas presentadas. Por otro, porque las empresas que han concurrido junto al grupo belga al proceso de liquidación todavía pueden presentar alegaciones. "Se han adelantado con el anuncio, es el juzgado el que tiene la última palabra", advierten fuentes próximas al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao, cuya juez, Olga Ahedo, es la encargada de supervisar la quiebra de La Naval.

La juez todavía tiene que aprobar esta compra, que se habría realizado por 36 millones de euros, pero a última hora de este martes, Ahedo ni siquiera había recibido las ofertas del administrador concursal, Carlos Palomino, de PKF Attest. Sin embargo, el CEO del grupo belga, Jan Van Geet, ya había adelantado a primera hora de la mañana que su grupo logístico había presentado la oferta ganadora por La Naval, e incluso facilitaba una infografía con un montaje del parque logístico que tiene pensado instalar en el suelo del astillero (en la imagen). Fuentes próximas al juzgado advierten de que para "evitar problemas y dotar al proceso de mayor seguridad", el administrador concursal debe solicitar la autorización de venta del astillero, ante lo cual la juez debe dar traslado a todas las partes, incluídas el resto de empresas concurrentes, en un plazo no inferior a tres días ni superior a diez. La juez Ahedo, en este caso, resolverá sobre la solicitud mediante un auto dentro de los cinco días siguientes. "En ese plazo, que se aproxima a los veinte días, la juez admite o no los recursos de las empresas que deseen recurrir, y resuelve definitivamente", explican estas mismas fuentes.

Marina Meridional no descarta presentar alegaciones

El grupo belga ya da sin embargo por hecha la adquisición de los terrenos. "El área metropolitana del Gran Bilbao se posiciona entre las regiones europeas más competitivas, innovadoras y productivas. Por lo tanto, estamos muy orgullosos de que con nuestro nuevo parque en Sestao podamos aspirar a contribuir al progreso de la industria manufacturera en esta región y su transformación tecnológica y digital", explicaba este martes su CEO. El Gobierno vasco, que hubiera preferido una oferta que garantizase la actividad industrial en estos terrenos, según ha reconocido su portavoz, Bingen Zupiria, ha dado la "bienvenida a los inversores" y ha mostrado su deseo de que en la Margen Izquierda "se siga desarrollando una actividad económica y se genere empleo". El planteamiento industrial para La Naval lo habían presentado conjuntamente el astillero Marina Meridional, experto en embarcaciones exclusivas y goletas de lujo, y ACS, la multinacional de Florentino Pérez, que han visto cómo su oferta ha sido superada por la del grupo belga. Consultada por este diario, ACS ha declinado pronunciarse sobre la posibilidad de que presente alegaciones ante el juzgado, una puerta que no descartan desde Marina Meridional, que este martes insistía en que su oferta por La Naval "es potente" y además se centra en recuperar la actividad industrial y naval.

Administradores concursales vascos consultados por este diario, como Eduardo Cobanera o Iñigo Gutiérrez, reconocen que no es frecuente que un juzgado revoque una adjudicación durante un proceso concursal a la mejor oferta presentada si hay garantías de solvencia, como parece ser este caso. Sin embargo, admiten que siempre es el juzgado el que tiene la última palabra y que en el caso de los terrenos de La Naval, el resto de las empresas concurrentes pueden presentar alegaciones desde el mismo momento en el que la juez de traslado de la solicitud de autorización de venta.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados