Pásate al MODO AHORRO

La firma deportiva Spiuk dispara sus ventas un 35% en 2020 a pesar del confinamiento

La compañía de equipos deportivos fija su línea de trabajo para 2021 en su propia red de distribución y la renovación de sus nuevas líneas

Spiuk capitaliza el 'boom' del deporte durante la pandemia / EP
Spiuk capitaliza el 'boom' del deporte durante la pandemia / EP

El efecto de la pandemia y las resticciones no han impedido que la compañía de equipamiento deportivo para ciclismo, Spiuk, disparara sus ventas un 35% en 2020. La empresa con sede en Llodio pudo capitalizar el auge del deporte al aire libre tras la desescalada y el cierre de gimnasios hasta facturar 9,7 millones de euros en el cierre del ejercicio.

No ha sido así para el conjunto de las ventas minoristas de material deportivo que sufrían caída del 18,3%, 1.100 millones de euros menos en su facturación según el Observatorio Sectorial DBK de Informa, que señala el peligro de desaparición de muchas tiendas especializadas.  

Spiuk, que tampoco se libró de una caída monumental nada más decretarse el Estado de Alama hasta su recuperación y posterior pico en ventas en los meses de mayo y junio, planea seguir creciendo 'con prudencia' en el ejercicio 2021.

Así lo explica Javier Martinez, director comercial de la compañía, que apuesta por afianzar los mercados que desarrolla de manera directa en Francia, Italia, Reino Unido, Benelux y Portugal, así como dirigir sus esfuerzos a la creación de redes propias que no dependan de distribuidoras. "El trabajar directamente con nuestro propios recursos es más fiable, más rápido y con resultados mucho más productivos", señala.

Actualmente, las ventas internacionales de la compañía suponen un 30% del total repartidas en 35 países, en su mayoría europeos. El mercado nacional acapara el 70% restante  distribuído de manera más homogénea por todo el territorio. 

Desarrollo e innovación

Spiuk concentra su producción textil en Álava, a través de las sociedades Spiuk Sportline, en Orozko, y  Kirol On-kirol Dotore Sl, en Llodio. Otro tipo de productos, como son cascos, gafas y calzado, los produce en Asia, continente en el que existe un problema añadido actualmente, en relación con el colapso de mercanía y el consecuente aumento en el coste del transporte, precio que según Martínez, "se ha multiplicado por seis en los últimos meses y asciende a 10.000 dólares por contenedor, frente a los 1.700 antes de la pandemia".

A pesar de las dificultadas deribadas de la crisis, Spiuk no descarta crecer de manera moderada, centrándose además en el desarrollo y la innovación de sus productos que atienden a las demandas del mercado. "Estamos en un momento de adaptación de los stocks para responder a las necesidades de los clientes", explica Martínez que incide en la necesidad de renovación de sus nuevas líneas para continuar su expansión.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados