Pásate al MODO AHORRO

Los fondos que pujan por ITP pretenden ser el único proveedor de primer nivel en EEUU

ITP Aero es una de las empresas de motores aéreos de más valor estratégico en el sector porque elabora todas las piezas, salvo las de la zona de combustión

Trabajadores de ITP Aero. /ITP
Trabajadores de ITP Aero. /ITP

Los fondos norteamericanos están tratando de ganar de terreno en la puja por ITP Aero. Si bien Towerbrook, unido a Onex, ganan posiciones por la presencia del primero en Aernnova, no es casualidad el origen americano que también comparten otras firmas como Carlyle y KKR. Y es que, como apuntan analistas financieros implicados en la venta, Estados Unidos, que alberga a Boeing que es uno de los principales contratadores aeronáuticos, no tiene proveedores de primer nivel (Tier-1) de motores aeronáuticos. De ahí que la adquisición ITP reforzaría la posición de estos actores con diferentes participaciones en otras empresas del sector y también en compañías áreas.

ITP Aero, uno de los fabricantes de motores mejor posicionado del mercado

ITP Aero es una de las empresas aeronáuticas más importantes de Europa en estos momentos. Su gran valor estratégico ha despertado el interés de los actores más importantes de escenario aeronáutico mundial. El hecho de que desarrolle la elaboración de partes claves del motor, a excepción de la parte en la que se produce la combustión, la hace especialmente valiosa. Y es que todo lo que construye ITP tiene utilidad para el motor de una aeronave y puede aplicarse a equipos diseñados para combustible convencional o cualquiera de los nuevos desarrollos, incluido el hidrógeno.

Junto a esto, diferentes líneas de trabajo y de innovación, así como unos resultados económicos que, a tenor de lo que está atravesando el sector, son más que aceptables convierten a la compañía vasca en un elemento de gran interés. Además, Rolls Royce ha reforzado la marca con la anexión de la planta británica de Hucknall con de 600 trabajadores.

Uno de los gigantes de la aeronáutica europea, la germana MTU Aero fue una de las primeras en intentar pujar por ITP. Las sinergias entre sus plantas, sus líneas de negocio y su participación en proyectos conjuntos hacían de esa unión una consecuencia lógica desde la perspectiva de proyecto industrial, pero de esa operación surgiría un actor en el sector que se convertiría en competidor directo de Rolls Royce. De ahí que la compañía británica haya evitado por el momento dar una opción a los alemanes.

Towerbrook tiene participación en, Sabena Technics. Una empresa francesa que factura unos 300 millones anuales y que centra su actividad en el mantenimiento de aeronaves y motores, una labor que sí sería muy complementaria con la de ITP. Además, el fondo de inversión norteamericano que concurre con Towebrook a la puja por ITP, la private equity canadiense Onex, posee una empresa de leasing de aeronaves y compró hace algo más de un año la segunda compañía aérea de Canadá, West Jet, con lo que consorcio que pudiera resultar unificaría compradores, fabricantes y servicios de mantenimiento.

Destacados
Lo más leído