Pásate al MODO AHORRO

La startup Forzium busca llenar el hueco de los esports en Euskadi

La empresa de deportes electrónicos confía en dar el salto a la escena vasca gracias a la financiación institucional y al acuerdo con Guuk

Los componentes de Forzium. /GUUK
Los componentes de Forzium. /GUUK

Forzium es una de las pocas empresas orientadas a los esports (deportes electrónicos) en Euskadi. La startup bilbaína nació hace tres años, pero ha estado casi en barbecho hasta este 2021. Es cuando Asier Jiménez y los otros tres fundadores de la compañía esperan dar el salto cualitativo que les sitúe como referentes del sector en Euskadi.  

El País Vasco no tiene actualmente demasiado recorrido en un sector que ha sufrido menos que otros la crisis sanitaria y está en pleno crecimiento. Madrid, Andalucía, Cataluña o la Región de Murcia cuentan con equipos punteros en base a un trabajo de años. En Euskadi estuvo la referencia del Baskonia hace tres años, pero no hay mucho más aparte de Gamegune, que es un evento importante en la escena nacional, pero no deja de ser una cita puntual. 

En este escenario surgió hace tres años Forzium, un proyecto tímido de estudiantes recién salidos de Bachiller. La falta de financiación les ha llevado a tener una actividad reducida todo este tiempo, organizando algún torneo o evento presencial modesto. Pero dos acciones clave les permiten auparse a la primera plana del sector en Euskadi. 

Una de ellas ha sido la subvención de 10.000 euros que les ha otorgado el Ayuntamiento de Getxo gracias al programa de ideas jóvenes Wanted. Y la segunda es el acuerdo firmado con Guuk, bajo el que la compañía telefónica actúa de aceleradora para visibilizar e impulsar este proyecto.  

La meta de Forzium es la de ser “un club de esports referente en Euskadi”, según Asier Jiménez. Pero su estrategia será a la de otros clubes de la escena. Realmente ahora se definen como “una casa de creación de contenido” antes que un club. Y tiene su porqué: “Ahora mismo solo los 5 o 6 mejores equipos de esports en España son rentables. En cambio hay mucha audiencia potencial; púbico que juega a videojuegos, utiliza las redes sociales y consume creadores de contenido. Nuestra estrategia se basa en captar a esta audiencia con la creación de contenido y después montar la parte deportiva”. 

Los creadores de contenido, el factor clave

Es decir, antes de conseguir jugadores (primer paso natural de cualquier club) han optado por contratar creadores de contenido bajo su marca. Influencers que juegan a videojuegos y tienen “mucho público en Euskadi”. Algunos de estos creadores son Amaia Amunarriz (470.000 seguidores en TikTok), Unai Zaballa (@rulas47, 14.000 seguidores en Twitch), Cristina Orube (18.000 seguidores en Instagram) y David Edroso (otros 10.000 seguidores en esa red). 

“Tenemos esta red de creadores para diferenciarnos del resto de proyecto. Hay muchas personas jóvenes que crean su equipo de esports y se lanzan al vacío sin experiencia. Nosotros tenemos tres años de experiencia en el sector”, afirma Jiménez. 

Parte del jovencísimo equipo de Forzium, de 20 años cada uno de ellos, acomete este mismo fin de semana un viaje que puede resultar clave en su futuro. Pasarán los próximos meses en Corea del Sur, como parte de un viaje de la carrera de Liderazgo innovador y Emprendimiento de la Universidad de Mondragón. Allí los esports son prácticamente el deporte nacional, y los mejores jugadores de deportes electrónicos tienen contratos que superan el millón de euros al año. En esta aventura los miembros de Forzium esperan aprender de la cultura coreana y entablar relaciones con las empresas de allí. 

Guuk y Forzium

La primera gran acción realizada por Forzium y Guuk es la Euskal esports Txapelketa que enfrentará a 128 aficionados de la Real Sociedad y del Athletic Club en un torneo online de FIFA 21 como antesala a la final de la Copa del Rey. La final del campeonato virtual se disputará el 27 de marzo y contará con Ander Cortés, streamer y amigo íntimo de Ibai Llanos, como principal caster (comentarista). Los premios incluye una Playstation 5, un televisor, sillas gamer y periféricos.

La operadora telefónica surgió este pasado 2020 como parte del grupo MásMóvil, y con su acuerdo con Forzium se introducen también en el mundo de los esports. Un entorno históricamente dominado por este sector: Movistar y Vodafone tienen dos de los equipos más importantes del país, y Orange patrocinaba hasta este mismo 2020 a la principal competición nacional de deportes electrónicos, la Superliga. Pero esa no es la estrategia de Guuk, que buscaba acercarse al mundillo en segundo plano. "Buscamos generadores, startups a las que podamos ayudar de nuestra posición de empresa a las telecomunicaciones. De este o de cualquier otro ámbito", relata su CEO, Juanan Goñi. Y es que los esports, por definición, necesitan la conexión a internet para existir.  

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados