Pásate al MODO AHORRO

Gamesa fija en 2025 la recuperación de la eólica terrestre

La compañía, anunciada ya la OPA con Siemens Energy, estudia alternativas para las actividades que no sean "nucleares" y soluciones para la turbina 5.X

Sede de Siemens Gamesa en Zamudio / Luis Tejido (EFE)
Sede de Siemens Gamesa en Zamudio / Luis Tejido (EFE)

El CEO de Siemens Gamesa, Jochen Eickholt, ha comparecido este martes ante inversores de Siemens Energy durante el Capital Market Day, la jornada que la matriz de la eólica de Zamudio dedica a verse con sus inversores y con los medios de comunicación para exponer la situación del grupo en sus distintas divisiones. Después de que esta mañana la matriz haya anunciado una simplificación de su equipo directivo y sus sociedades por boca del consejero delegado del grupo, Christian Bruch, este mediodía ha sido el CEO de la antigua Gamesa quien ha expuesto en qué estado se encuentra la filial vasca. El encuentro con los inversores llega después de una semana extremadamente intensa para eólica de Zamudio, envuelta ya en una OPA por parte de la matriz alemana para sacar a la firma del IBEX 35.

Ante inversores y medios alemanes, Eickholt ha pronosticado que la compleja situación de la eólica terrestre, la causa de las enormes pérdidas de Siemens Gamesa durante los últimos dos años y medio, no se verá solucionada hasta 2025. De hecho, las previsiones que maneje la empresa es que la instalación de potencia hasta entonces siga por debajo de los 48 GW de eólica terrestre que se alcanzaron en 2021 excluyendo a China. En 2030 las cifras volverán a igualar las del año pasado, alcanzando los 47 GW. El máximo dirigente de Gamesa, además, ha defendido desde Berlín el plan de recuperación que tiene la compañía: el plan Mistral. Un programa mediante el que la compañía quiere abordar los "recientes retos" que afronta el sector eólico. Un plan en el que la compañía ya adelanta que va a buscar alternativas para las actividades que no sean "nucleares" para la firma de Zamudio. Entre las prioridades más urgentes que se marca el equipo de Eickholt figuran como asuntos que requieren un "enfoque inmediato" la solución de los problemas de la turbina 5.X y los problemas de suministros que está encontrando la antigua Gamesa.

Estas dos cuestiones -la 5.X y la crisis de suministros- han ido muy ligadas y están detrás de buena parte de los quebraderos de cabeza de la eólica vasca, ya que muchas veces los materiales no han demostrado ser válidos para la turbina que aspira a ser la estrella de la eólica onshore, lo que ha hecho que esos materiales se desechen pero con retrasos en la llegada de nuevos suministros. Pese a ello, Siemens Gamesa aspira a solventar los problemas de este aerogenerador antes de que termine el 2022 o incluso antes. Para ello, Eickholt ha explicado que se está trabajando desde una perspectiva multifuncional y que se están movilizando a los mejores talentos de la firma con el objetivo de arreglar los problemas del aerogenerador estrella de la compañía, al que ha augurado un gran éxito si sale adelante.

Eickholt también ha señalado otros retos, como las tendencias inversas entre precios de venta y costes de producción, que asegura que ha empezado a cambiar este año, con un aumento de los precios que espera que les permita volver vender el megavatio de producción al mismo precio que en 2017 . Sin embargo, ante unos costes que se espera que sigan aumentando hasta entrado 2023, el CEO de Siemens Gamesa ha anunciado que las negociaciones con los proveedores -que están ahora en su punto álgido de cara a los aprovisionamientos de 2023- se están centrando en buscar contratos a largo plazo.

Jochen Eickholt, nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa / Siemens Gamesa
Jochen Eickholt, consejero delegado de Siemens Gamesa / Siemens Gamesa

Producciones intercambiables

Mientras la eólica onshore pasa por estos problemas, la offshore mantiene su buena tendencia, así como las solicitudes de mantenimiento, que deberían seguir creciendo en los próximos años a un importante ritmo de hasta el 28% en el caso de la tasa de crecimiento anual compuesta en eólica marina hasta 2030. De ahí que sobre la mesa de la compañía vasca se estudie la posibilidad de que se vayan modulando los recursos de las plantas de eólica terrestre para poder fabricar aerogeneradores de onshore u offshore según la demanda. "Es la ventaja de estar en los dos negocios", ha señalado Eickholt.

En la eólica terrestre, Eickholt ha asumido que "no podremos ir a por todos los contratos" y ha anunciado una política muy selectiva a la hora de acudir a las licitaciones: se irá solo a los contratos que ofrezcan "mejores oportunidades" y se buscará incluir claúsulas en los contratos que permitan a la compañía protegerse y compartir con sus clientes la volatidad de los costes de producción. Por su parte en el negocio offshore, donde Siemens acapara el 67% de la cuota de mercado en Europa, se van a explorar también las oportunidades que puedan ofrecer tanto el hidrógeno como la eólica flotante.

El CEO de Siemens Gamesa también ha querido calmar las aguas en varias ocasiones con una frase que ha repetido hasta tres veces: "Nunca he estado en un negocio con tan buenas perspectivas", a lo que ha añadido que es "extremadamente optimista" de cara al futuro.

Destacados