Pásate al MODO AHORRO

Gestamp parará sus cuatro plantas de Rusia por la falta de componentes

La compañía empieza a sufrir las consecuencias en sus cuatro plantas rusas sobre las que ya advirtió 'Crónica Vasca' el pasado jueves

Una de las plantas de Gestamp. / Gestamp
Una de las plantas de Gestamp. / Gestamp

Tras haber trasladado su preocupación por las sanciones económicas que Occidente estaba imponiendo a Rusia ante la invasión de Ucrania, lo que 'Crónica Vasca' adelantó como una amenaza, ya es una realidad. Gestamp va a parar su producción en las cuatro plantas rusas de la compañía. Así lo ha comunicado la compañía en la tarde de este lunes a través de una nota en la que explica que sus clientes "están sufriendo la falta de algunos componentes y están deteniendo la fabricación".

Gestamp posee en la república que gobierna Vladimir Putin cuatro superficies: una en San Petersburgo, otra en Kaluga y otras dos en Togliatti. A la marcha de grandes fabricantes de vehículos como Daimler, General Motors y Volvo, que ya tenían en alerta a la compañía, se ha sumado esta mañana la marcha de Volkswagen, un cliente que sí que era importante para la división rusa de Gestamp. Aun así, en el conjunto del grupo, el negocio ruso apenas representa el 1,3% de los ingresos.

Según la nota publicada este lunes por la empresa, el objetivo prioritario que se propone Gestamp es apoyar a sus empleados en Rusia, con los que está "en constante comunicación". El fabricante español de componentes para vehículos está "monitorizando constantemente la situación" y asegura que tomará decisiones dependiendo de la evolución del conflicto y derivadas de este como la escasez de materias primas que ya se está viviendo en el cableado. En el documento remitido por la compañía, Gestamp "lamenta la trágica situación por la que están pasando las personas en Ucrania" y asegura que espera "una pronta solución para no lamentar más consecuencias irreparables".

Destacados