Pásate al MODO AHORRO

Gestamp vuelve a la senda de los beneficios con 155 millones en 2021

La compañía ha anunciado que, aunque las ganancias aun son menores que en 2019, permiten el pago de un dividendo equivalente al 30 % de su beneficio neto

Imagen de un trabajador de Gestamp / Gestamp
Imagen de un trabajador de Gestamp / Gestamp

Gestamp obtuvo un beneficio neto de 155 millones de euros durante 2021, lo que supone una mejora significativa en comparación con las pérdidas de 71 millones de euros registrados el año anterior, afectado por la COVID-19, ha informado la multinacional de la automoción a la CNMV.

El beneficio neto todavía es menor que el del 2019, antes de la pandemia, cuando llegó a los 212 millones de euros. No obstante, Gestamp ha anunciado que el resultado del año pasado permitirá el pago de un dividendo equivalente al 30 % de su beneficio neto, en línea con la política marcada desde su salida a bolsa.

Según ingoma Efe, el EBITDA (resultado bruto de explotación) de Gestamp alcanzó los 998 millones de euros en el mismo periodo, lo que supone un aumento del 31,7 % (36,7 % a tipo de cambio constante) en comparación con el año anterior.

En términos de rentabilidad, el margen de EBITDA se situó en el 12,3 % para 2021, frente al 10,2 % de 2020 y en línea con el objetivo de la compañía de superar el 12 %.

Las ventas alcanzaron los 8.093 millones de euros durante el periodo, un crecimiento de 11,2 % a tipo de cambio constante (8,5 % en términos reportados) en 2021.

Las inversiones se situaron en niveles del 6,5 % de los ingresos en 2021, o 531 millones de euros en términos absolutos, en línea con el compromiso del grupo de moderar las inversiones en un volátil entorno de mercado.

La compañía continúa reforzando su posicionamiento en vehículo eléctrico y ha destinado más de un 40 % de sus inversiones del año a este segmento, con un 30 % de éste centrado en las cajas de baterías.

El grupo sigue enfocado a la reducción de la deuda neta. Por segundo año consecutivo la compañía ha tenido una sólida generación de caja, que ha ascendido a 248 millones de euros.

Con ello, la deuda se ha reducido en el último año en 219 millones de euros, hasta los 2.266 millones, lo que sitúa el ratio de apalancamiento 2,3x, mejorando desde el 3.3x a diciembre de 2020. Para Gestamp se trata de niveles confortables de deuda, alcanzado el objetivo marcado para el medio plazo.

Según la compañía, los resultados "son una muestra más de que las medidas de eficiencia y flexibilización implementadas desde 2020 han conseguido consolidar la compañía en unos niveles de rentabilidad superiores a los de pre-pandemia (2019), pese a los menores volúmenes de mercado y la inestabilidad en la producción debido a la escasez de suministros que se ha registrado durante el año".

Este menor volumen de producción de automóviles que seguirá este año así como el incremento de precios de materias primas e inflación han hecho que Gestamp haya ajustado sus objetivos de ventas y EBITDA para 2022.

La compañía espera que el EBITDA en términos absolutos crezca entre un 13 % y un 15 %, es decir, entre 130 y 150 millones de euros.

Además, los objetivos respecto a Capex y flujo de caja libre se mantienen sin cambios, de manera que espera una caja superior a 200 millones, lo cual permitirá a la compañía seguir reduciendo su endeudamiento y mejorar su perfil financiero. 

Archivado en:

Destacados