Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno central y Rolls Royce trabajan en una sociedad para el nuevo propietario de ITP Aero

El objetivo es crear un holding que combine el protagonismo contable del comprador, un núcleo de empresas nacionales y que pueda dar cabida a la participación del Gobierno vasco con la mira puesta en una salida a bolsa

Trabajadores de ITP Aero. /ITP
Trabajadores de ITP Aero. /ITP

El proceso de la venta de ITP Aero avanza después de que se presentaran las ofertas de compromiso el pasado 31 de mayo ante Rolls Royce. La compañía británica analiza con el banco de inversiones Goldman Sachs las diferentes alternativas con el objetivo de elegir dos finalistas que continúen en el proceso. Esa labor se desarrolla estos días y, como ha confirmado portavoces de la compañía británica, se hace en contacto permanente con el Gobierno de España y el Ejecutivo vasco. Y es que, por un lado está el componente económico del valor de las ofertas presentadas, por otro, la propuesta industrial que el nuevo propietario tiene para ITP y, en tercer lugar, la clave política. Esta abarca un complejo cruce de intereses que empiezan en el derecho de veto que tiene el Gobierno central, pero que pasan por arbitrar una fórmula societaria para el nuevo propietario que permita la presencia de empresas nacionales, garantice el proyecto industrial y tenga rentabilidad para el comprador. En todo ese ´sudoku´ mercantil ha de ubicarse también un acuerdo político entre el Gobierno de Sánchez y el de Urkullu para que el Ejecutivo vasco tenga representación.

Los planes del Gobierno de España eran esperar a esta fase y, una vez presentadas las ofertas ante Rolls Royce, mover ficha en ese escenario. La cuantía de la operación, que ronda los 1.500 millones de euros, era demasiado elevada para actuar con la SEPI o empujar a una empresa nacional en la operación. El Gobierno vasco manifestó también su interés, pero los 160 millones de euros que tiene disponibles para tomar participaciones empresariales se hacían también insuficientes. El Ejecutivo central tiene la llave y lo que busca ahora es una fórmula en la que puedan jugar un papel accionistas menores que acompañen al gran comprador. Una solución que tiene que ver también con Rolls Royce, que es el propietario de la compañía a la venta. 

Holding empresarial con diversos participantes

Rolls Royce ha manifestado que está dispuesto a que participen los gobiernos central o vasco y a estudiar la participación de otras compañías. Esta fórmula pasaría por crear una sociedad con un porcentaje mayoritario en manos del comprador definitivo, que es quién pone la mayor cantidad de dinero, pero acompañado de otros accionistas entre los que se pueden contarse empresas españolas o la propia administración del Estado o la del Gobierno vasco. Sería este el holding que se convertiría en propietario de ITP Aero, arbitrando una solución con una sociedad, con sede en España, con presencia en su consejo de administración de agentes nacionales y con compromiso de arraigo. Según aseguran fuentes conocedoras de la operación, sería una forma de justificar políticamente la operación que estaría focalizada a una salida a bolsa cuando la crisis de la aeronáutica apacigüe y para posibilitar la salida del fondo de inversión comprador con garantías de estabilidad. 

Una de las ofertas que analiza Rolls Royce es la presentada por Towerbrook. El accionista referente de Aernnova ofrece con su compañía un extra. Y es que en la conformación del holding propietario se podría desarrollar la fusión de Aernnova e ITP generando dos divisiones diferenciadas, una de motores y la otra de aeroestructuras, de una gran aeronáutica con sede en Euskadi. Responsables de Aernnova se han reunido ya tanto con el Gobierno vasco, como con el Ministerio de Industria para explicar la operación

El caballero blanco

Las incógnitas se centran en un posible caballero blanco. Una empresa de Euskadi o del resto de España que pudiera hacer de cobertura a otra de las ofertas que se han presentado a Rolls Royce por ITP y que ha sido seleccionada para seguir adelante en la negociación. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados