Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno dispone de 188 millones de dinero público para participaciones empresariales en 2021

El Ejecutivo vasco prevé siete operaciones para entrar en el capital de empresas y descarta que sean en el sector aeronáutico o el de la siderurgia

El lehendakari Urkullu y los consejeros Arantxa Tapia y Pedro Azpiazu / EP
El lehendakari Urkullu y los consejeros Arantxa Tapia y Pedro Azpiazu / EP

El Gobierno vasco eleva a 188 millones de euros la inversión para mantener participaciones empresariales en 2021. Es la cantidad de fondos que tiene previsto el Ejecutivo para tomar parte en el accionariado de empresas que pueden ser consideradas estratégicas por el valor que aportan al tejido económico, el papel para el empleo, el efecto tractor que trasladan a la cadena de suministros o de cara a mantener su arraigo en Euskadi.

El Ejecutivo, a través del Instituto Vasco de Finanzas, reparte estas inversiones a través, principalmente de tres programas: Finkatuz, el más importante, que se mantiene con 160 millones de euros, a los que se añade la aportación al fondo de capital riesgo ABE, que asciende a 11,7 millones y otra partida dotada con 17 millones de euros para adquirir participaciones en empresas. Es última cantidad es la que eleva las dotaciones a los casi 190 millones de euros, objetivo que se marcó el Ejecutivo para hacerse con una herramienta con la que afrontar esta línea de apoyo a las empresas cuando comenzó la reorganización de estos fondos en 2019.

Esa es la capacidad de inversión que mantiene el Ejecutivo, pero que todavía no ha ejecutado al completo. El departamento de Economía y Hacienda, dirigido por Pedro Azpiazu, y del que depende el Instituto Vasco de Finanzas (IVF), anunció que preveía para el año pasado al menos siete operaciones en empresas estratégicas del País Vasco para entrar en su accionariado. Pero tras la crisis de la pandemia, se quedaron en “segundo plano”. En cualquier caso, el Ejecutivo prevé retomarlas de nuevo este año tal y como consta en la memoria de las Cuentas del IVF.

Fuentes del departamento de Desarrollo Económico que dirige la consejera Arantxa Tapia han señalado que la voluntad del Gobierno es “participar en empresas, pero con el criterio de que sus propietarios se impliquen también”. Es decir, una condición ´sine qua non´ será también el esfuerzo inversor de la empresa. De momento, a falta de concretar las participaciones, el Ejecutivo a través de esta vía del programa Finkatuz ha invertido ya en CAF, con 1,27% de las acciones, y en Kaiku, donde ha tomado una participación del 7,31%.

No se prevén entradas en empresas aeronáuticas y de la siderurgia

La consejera Tapia indicó además que tampoco se prevén inversiones en las empresas de dos de los sectores más afectados por la crisis, como es la aeronáutica y la siderúrgica. En el caso del sector aéreo, con una caída en la cartera de pedidos superior al 40% y con una crisis importante en empresas como ITP, Aernnova o Aciturri, Tapia señaló que la voluntad del Ejecutivo vasco es la de apoyar la financiación del Aerofondo y que así lo han trasladado al Gobierno de España y a las empresas. El caso es que el ofrecimiento todavía no ha tenido respuesta. El Aerofondo está dotado con 100 millones de euros aportados por Airbus y el Gobierno de España para apoyar a la cadena de empresas que forman el suministro de las aeronáuticas.

En cuanto a la siderurgia y la industria de ´tubos´, Tapia señaló durante la presentación de las ayudas a las Pymes que no han recibido una petición en este sentido y recordó que alguna compañía había solicitado ayuda al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas del Estado. En referencia a Tubos Reunidos que el pasado mes de enero pidió 115 millones de euros. Lo que sí destacó la consejera es que para el sector siderúrgico si se hay numerosos programas presentados en el Plan Euskadi Next Generation EU para obtener financiación de los Fondos Europeos. Se trata de iniciativas enfocadas apoyar el desarrollo de inversiones en esta industria enfocadas a la eficiencia energética y a la gestión de sus residuos.

El Gobierno destina 11,7 millones a capital riesgo 

Otra de las vías de inversión en empresas son los 11,7 millones de euros que el Gobierno ha trasladado al Fondo de inversión ABE, un Private Equity especializado en capital riesgo para la toma de participaciones temporales en empresas no financieras y de naturaleza no inmobiliaria. El fondo debe destinar al menos el 50% de su inversión en empresas con sede en Euskadi y está especialmente dirigido a nuevas empresas.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído