Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno eleva a 24 millones la dotación pública de ABE Capital, el fondo para impulsar empresas

El fondo que se creó con dinero público solo ha tomado participación en tres compañías en los dos últimos años

Javier Arana, fundador de ABE Capital Partners saluda al lehendakari Urkullu. / Irekia
Javier Arana, fundador de ABE Capital Partners saluda al lehendakari Urkullu. / Irekia

El Ejecutivo vasco ha puesto en marcha una estrategia para tratar de garantizar el 'arraigo' de las empresas en Euskadi y que pasa por un refuerzo de más de 180 millones a cargo del Presupuesto de 2022 para adquirir acciones en empresas y conceder préstamos participativos. De esta partida, hay 8,72 millones de euros para el fondo ABE Capital que impulsó el Ejecutivo vasco en 2019 y que ya acumula una inversión pública de 24 millones. Son los recursos que ha puesto el Ejecutivo en manos del fondo de inversión impulsado por Javier Arana, ex directivo de Alantra, y que hasta ahora ha realizado tres inversiones: Plain Concepts, Quimunsa y Oleofat

El objetivo es que los gestores del fondo, que se creó expresamente con la inversión del Gobierno, obtengan recursos hasta 250 millones de euros con los que tomar participaciones en empresas con gran proyección para acelerar así su ritmo de crecimiento. La entidad se creó en 2019 con el compromiso de que el 50% de las empresas en las que tomara participación estuvieran ubicadas en Euskadi. La primera dotación consistió en 12 millones aportados por el Gobierno vasco y otros tres que financiaron las diputaciones, recursos que la aportación de las Cuentas de 2022 elevarán a 24 millones de euros. Es el total de la aportación pública que conforma los recursos de los gestores de ABE Capital Partners que no han facilitado la cuantía de las inversiones realizadas, ni el punto en el que se encuentran en la ronda de financiación. 

La primera inversión fue en la compañía Plain Concepts, dedicada a inteligencia artificial, 'big data' y 'blockchain'. Factura 30 millones de euros al año, con 350 empleados y con sede en León, aunque cuenta con oficinas en Bilbao, Madrid, Barcelona y Sevilla, así como con presencia en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Holanda. Fundada en 2006 por cuatro dirigentes de Microsoft. La segunda inversión, fue en Quimunsa, una compañía que viene operando desde 1.962 con productos químicos destinados a insecticidas y desinfectantes, además, ha desarrollado un departamento de I+D para uso de productos como insecticidas o desinfectantes. Cuenta, además de la sede de Munguía (Bizkaia), con delegaciones en Barcelona, Madrid, Valencia y Málaga. 

Y la tercera inversión ha sido en Oleofat, compañía especializada en el sector de biocombustibles avanzados y la expansión del grupo a mercados de mayor valor añadido, como el cosmético y nutracéutico. La compañía, dirigida por Rafael Lavín, tiene sus oficinas centrales en Vitoria-Gasteiz (Álava), y cuenta con instalaciones productivas en Tudela y Caparroso (Navarra). El grupo empresarial, ha experimentado a lo largo de los últimos años un fuerte crecimiento, alcanzando una facturación superior a 40 millones de euros. Oleofat ha participado en el primer biocombustible, elaborado por Petronor, para la aeronáutica utilizado en aviación comercial

El año de la pandemia y la necesidad de estructurar el nuevo fondo han retrasado la materialización de más operaciones en un periodo en el que se están sucediendo las inversiones de otros fondos vascos que acumulan más de 400 millones en diferentes operaciones con empresas. Se trata de una serie de operaciones que, en función del 'ticket' de inversión podrían insuflar capital en cerca de 300 empresas. Sus agentes también presentan diferentes perfiles, desde gestores de inversión a Family Office que gestionan un patrimonio familiar, pasando por las EPSV o la administración. 

Destacados