Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno eleva hasta los 270 millones las ayudas a empresas afectadas por la covid-19

Las solicitudes se realizarán en julio y el Ejecutivo ha ampliado las medidas a las bodegas, la aeronáutica, los hoteles y más comercios con 78 sectores más que los regulados por el decreto del Gobierno central

Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu. / EP
Consejero de Economía y Hacienda del Gobierno vasco, Pedro Azpiazu. / EP

El Gobierno ha aprobado la convocatoria para que las empresas que han sufrido pérdidas en la facturación de al menos el 30% durante el 2020 puedan recibir una ayuda que contemple el 40% de la merma a partir de esa cantidad. Se trata de la línea de ayudas aprobada por el Gobierno de España el pasado mes de marzo y que las pymes vascas podrán solicitar desde el 5 de julio y hasta el 30 de julio. El Ejecutivo vasco ha reforzado los 217 millones recibidos del Estado con otros 50 millones, elevando el montante total de las ayudas hasta los 270 millones de euros. Además, sobre las 90 actividades económicas que recogía la norma del Gobierno central, ha añadido otras 78 que recogen sectores de la industria, el comercio, el turismo o las bodegas y elaboradores de cerveza y sidra y que habían quedado fuera de la regulación base. El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha señalado que la previsión es que estas ayudas lleguen a unas 35.000 empresas. 

El objetivo es del Gobierno vasco es analizar todas las solicitudes presentadas durante el mes de agosto y comenzar con los primeros pagos en el mes de septiembre. Será el departamento de Economía del Gobierno vasco el que canalice las ayudas a través de una 'ventanilla única', aunque se precisará de un intercambio de información tributaria por parte de las Diputaciones forales que requerirá de una labor de coordinación entre todas las administraciones. El objetivo es que los primeros pagos comiencen a llegar en septiembre. Para ello se han establecido tres líneas para agilizar la tramitación con dos alternativas especialmente ágiles y que serán reguladas y explicadas en la convocatoria del Gobierno vasco. 

La aeronáutica, los gimnasios, cines y bodegas entre las nuevas actividades recogidas

El Gobierno vasco ha ampliado hasta en 78 actividades la lista de sectores de 95 que había recogido el decreto del Gobierno central. En la nueva lista entran actividades como las de las Bodegas, la actividad de la industria aeronáutica, los hoteles, restaurantes, las empresas editoras de periódicos, los cines, gimnasios, alquiler de automóviles y otras más relacionadas con el comercio. Listado de todas las actividades recogidas en las ayudas del Gobierno vasco

El Gobierno ampliaría la dotación económica si hiciera falta

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha insistido en que desde el 5 de julio y hasta el 30 de julio hay tiempo suficiente y ha enviado un mensaje de "calma" para que no haya un aluvión de peticiones en los primeros días que pueda "colapsar el sistema". A pesar de que el criterio de reparto de las ayudas es por orden de solicitud hasta agotar la partida, Azpiazu ha señalado que, "con los cálculos que hemos realizado, hay suficiente dotación para hacer frente a todos los casos que cumplen los requisitos". Además, el reponsable de la Hacienda vasca ha señalado que el Gobierno, si hiciera falta, aumentaría la dotación de las ayudas para que ninguna empresa que cumpla las condiciones quede fuera. 

Ayudas finalistas

Los requisitos para acceder a estas ayudas incluyen al menos a  un centenar de sectores en su mayoría pymes fijados por el Gobierno central, aunque el Ejecutivo vasco quiere añadir más sectores. Podrán solicitarlas aquellas empresas que  hayan perdido un 30% de sus ingresos en 2020, sobre una base imponible positiva en 2019,  y que estén al día de sus obligaciones con el fisco, además de no repartir dividendo ni aumentar los salarios de su equipo directivo durante un periodo de dos años. También tendrán que mantener su actividad hasta junio de 2022.

Las ayudas tendrán un carácter finalista, se emplearán para el pago de deudas contraídas por las empresas desde marzo de 2020, como pagos a proveedores, suministros, salarios, arrendamientos o reducción de la deuda financiera. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados