Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno reserva fondos para ocupar el hueco que deja Kutxabank en las empresas

El lehendakari Urkullu con el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia./ Irekia
El lehendakari Urkullu con el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia./ Irekia

El Ejecutivo vasco ha puesto en marcha una estrategia para tratar de garantizar el 'arraigo' de las empresas en Euskadi y que pasa por un refuerzo de más de 180 millones a cargo del Presupuesto de 2022 para adquirir acciones en empresas y conceder préstamos participativos. Además, busca alinear a inversores y 'family office' del País Vasco para coordinar acciones con el objetivo de que los centros de decisión de las grandes compañías sigan estando en Euskadi. Se trata de una vía de trabajo que está cobrando fuerza una vez que Kutxabank debe seguir abandonando sus participaciones empresariales obligada por las normativas europeas. Con esos 180 millones de euros el Gobierno elevará la dotación de Finkatuz, el fondo para la compra de participaciones en empresas estratégicas, hasta los 260 millones, y destinará 90 millones a préstamos y otros 31 millones para entrar en el accionariado de otras compañías. 

La entidad financiera surgida de la fusión de las antiguas cajas de ahorro vascas llegó a tener más de 4.000 millones de euros en diferentes participaciones empresariales que ha tenido que ir reduciendo hasta quedar en unos 1.000 millones, cantidad que deberá seguir amortizando si no quiere ver cómo se penaliza su índice de rentabilidad. Es una tendencia que no ha sentado del todo bien en el Gobierno vasco que contaba con el banco vasco como una gran aliado para seguir manteniendo presencia vasca en consejos de administración de empresas estratégicas como Euskaltel o CAF

El Ejecutivo busca ahora desarrollar una serie de acciones que permitan mantener el 'arraigo' y que pasan también, como confirmaba a 'Crónica Vasca' la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, por coordinar a diferentes inversores vascos. En este papel destacan figuras como Francisco Riberas, presidente de Gestamp, José Antonio Jainaga, al frente de Sidenor, Jesús Ormazabal, de Velatia o Carmen Ybarra con Onchena. Se trata de empresarios que han ido creando una cartera propia para invertir gracias a su gestión empresarial y que tienen un trato fluido con la responsable de Industria del Ejecutivo. De hecho, algunos de ellos como Jainaga o Riberas ya fueron contactados para participar en la operación de ITP Aero, en la que el Gobierno analiza entrar con una participación. 

Tres tomas de participación en empresas estratégicas

En cuanto a las Cuentas para el 2022 del Gobierno, se contemplan, al menos, tres tomas de participación en empresas estratégicas con el Fondo Finkatuz que aumenta su dotación hasta los 260 millones de euros. Además, el Presupuesto contempla otros 31 millones para toma de participaciones en compañías, principalmente 'pymes' y más de 90 millones para préstamos de diversa naturaleza. Son los recursos con los que contará el Instituto Vasco de Finanzas, el organismo con el Ejecutivo gestiona sus participaciones en empresas. 

En las acciones que dirige el departamento de Tapia están también los diferentes fondos de inversión de Euskadi. Y es que son algo más de 400 millones de euros los que tiene estos agentes para los que buscan empresas en las que invertir. Presentan diferentes perfiles, desde gestores de inversión a Family Office que gestionan un patrimonio familiar, pasando por las EPSV. Son firmas como Talde, Easo Ventures, All Iron o los de la Corporación Mondragón. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados