Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco analiza abandonar el único pozo de gas que mantiene activo

La única explotación activa de gas impulsada por el Ejecutivo está en La Rioja y su abandono supondría dejar a la sociedad pública Shesa sin contenido

Yacimiento Viura. / Unión Fenosa
Yacimiento Viura. / Unión Fenosa

El Gobierno vasco analiza el portazo definitivo a la explotación de yacimientos de gas. Tras abandonar el intento de explorar el de Subijana, en Álava, por la prohibición que la Ley de Cambio Climático establece para autorizar nuevas explotaciones, el departamento que dirige la consejera Arantxa Tapia, analiza todas las alternativas, "incluyendo la potencial salida del proyecto", en la explotación que mantiene junto a Unión Fenosa en La Rioja. Se trata del yacimiento "Viura", el único que la sociedad pública del Gobierno, Shesa, ha logrado poner en marcha. Así lo ha transmitido la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco al parlamentario de EH Bildu, Mikel Otero, en una respuesta por escrito enviada a la Cámara vasca. 

Aportaciones de 24 millones en "Viura"

El yacimiento "Viura", se encuentra en la localidad riojana de Sotés y es explotado por la sociedad del Gobierno vasco, que cuenta con un 37,6%, junto a Unión Fenosa, con 58,7%, y Oil & Gass Skills que tiene un 3,5% de la explotación. En el Ejecutivo, tal y como explica la consejera en su respuesta, "se están analizando todas las alternativas posibles" y las únicas razones por las que se mantendría la participación serían para "recuperar las inversiones realizadas" y "evitar las emisiones de decenas de miles de toneladas de CO2 al no tener que importar ese gas". Y es que las aportaciones para la inversión en este yacimiento han ascendido a más de 50 millones de euros y ha obtenido 26 millones en la venta de gas. Por lo tanto, según ha explicado el parlamentario de EH Bildu, Mikel Otero, acumula un déficit de 24 millones.

El rendimiento en los últimos datos de ventas también ha ido disminuyendo, así en el año que va entre julio de 2019 y junio de 2020, las ventas de gas de "Viura" se quedaron en 3,1 millones de euros. Lejos de los casi 7,7 millones previstos por el Gobierno vasco.  

El caso es que el horizonte para la explotación de gas en Euskadi cada vez es más oscuro. Además del pozo "Viura", el Gobierno ha llegado a contar hasta con 12 permisos de sondeo, de los que 9 han se han extinguido o suspendido. Es el caso de los de Enara, Mirua, Usoa, Usapal, Saia y los de Ebro-B, C, D y E, estos últimos en La Rioja. De tal modo que solo quedan tres, los guipuzcoanos Landare, Lore y Sustraia. Ninguno saldrá adelante y las únicas actuaciones del Gobierno vasco se rigen por no lesionar sus derechos frente a los socios con los comparten autorizaciones. Una situación que obligaría a replantear el futuro de Shesa

Así que, abandonar el pozo de "Viura" supondría de hecho dejar en dique seco cualquier operación relacionada con el gas y abandonar el proyecto del Gobierno vasco de estudiar las posibilidades de utilizar los yacimientos del entorno para emplear esta fuente de energía como elemento de transición hasta lograr un mix de generación con cero emisiones, tal y como ha explicado en numerosas ocasiones el Gobierno vasco. La Ley de Cambio Climático aprobada en el Congreso de los Diputados el mes pasado ha sido el impulso definitivo para que el Ejecutivo de Urkullu abandone esta vía por la prohibición que establece esta norma a futuras explotaciones de gas. Dadas estas circunstancias, el Gobierno abandonó el proyecto de exploración del yacimiento alavés de Subijana que contaba con la autorización, pero solo para averiguar qué cantidad de gas contenía, tal y como explicó el propio lehendakari Urkullu "carece de sentido explorar el yacimiento, si luego no hay opción de poder explotarlo". 

Posible reclamación al Ministerio por abandonar el yacimiento de Subijana

En estos momentos, el Gobierno mantiene el recurso contra el Ayuntamiento de Vitoria que denegó la actividad de sondeo, a pesar de contar con la autorización medioambiental de la Administración del Estado. Una decisión que se enmarca en las posibilidades que maneja el departamento de Desarrollo Económico para reclamar al Ministerio de Transición Ecológica las pérdidas por parar la extracción del gas alavés mediante el impulso de la Ley de Cambio Climático. 

Dependencia del Gas como energía de transición

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, reconoció recientemente que tener que traer el gas desde fuera a Euskadi supone "un condicionante"​. Y es que este recurso seguirá siendo una fuente necesaria de energía durante la transición a las renovables que, según ha explicado Tapia requerirá "mucho tiempo". El Gobierno vasco se verá obligado a seguir importando gas una vez que anunció la semana pasada que abandonaba cualquier intento de explorar el yacimiento de Álava tras la aprobación en el Congreso de Ley del Cambio Climático. De hecho, el pasado año, la actividad de Bahía de Bizkaia Gas se incrementó hasta duplicar beneficios.

 

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados