Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco da el visto bueno a la incorporación de SAPA en la compra de ITP

Bain Capital ha mantenido contactos con el Gabinete Urkullu para insistir en que la sede de ITP Aero seguirá en Euskadi y en su compromiso con el desarrollo industrial

Sede de ITP Aero. / EFE
Sede de ITP Aero. / EFE

Tan solo 24 horas después de que el lehendakari advirtiera de que estaba preocupado por la deriva de la venta de ITP Aero, el Gobierno vasco ha reconducido las cosas con el fondo de inversión Bain Capital, el elegido por Rolls Royce para negociar la venta de su aeronáutica con sede en Bizkaia. Fuentes del Ejecutivo autonómico han confirmado que se han avanzado posiciones para poder alcanzar un acuerdo sobre el consorcio planteado por el fondo norteamericano. Las últimas horas han sido un hervidero de llamadas, mensajes y recados desde que el viernes, tal y como señaló 'Crónica Vasca', la opción de Sener para ser el socio industrial de Bain en ITP quedara desbancada por SAPA, la empresa guipuzcoana de tecnología de defensa. Según ha informado Europa Press, fuentes del Gobierno confirman que "se han dado pasos importantes" en los contactos de las últimas horas. 

El lunes 27 de septiembre es la fecha límite para que se formalice el acuerdo. Es el plazo que se había fijado Rolls Royce con Bain Capital para formalizar la oferta que el fondo había hecho con 1.600 millones y a la que le faltaba la conformación de un entramado societario que cumpliera las condiciones de los Gobiernos central y vasco. El Gobierno de España tiene capacidad de veto en la operación y había exigido que el nuevo dueño tuviera carácter nacional e industrial. Además, desde Industria han dado también al Gobierno vasco participación en todo el proceso. La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, ha manifestado en numerosas ocasiones la disposición de su Ejecutivo para entrar en la empresa, si había proyecto industrial y 'arraigo' en Euskadi. 

La apuesta del Gobierno vasco era que la presencia de Sener cumpliera ese papel, pero diferencias sobre el peso de la ingeniería vasca en el consejo de administración y su capacidad de veto, además de la dificultad de la compañía para afrontar la compra de la participación, hicieron que esta alternativa cayera. Bain Capital buscó entre el resto de agentes que han ido saliendo este tiempo y formó la base del acuerdo con SAPA y JB Capital en un consorcio que estará abierto a futuras participaciones, bien de otras empresas o de los Gobiernos.

El lehendakari, el sábado, reclamaba esas garantías y Bain Capital reaccionó el mismo día trasladando un mensaje en el que insistía en su intención de mantener la sede en el País Vasco y el desarrollo industrial de ITP. Tras contactos en las últimas horas entre el Gobierno vasco y Bain Capital  se han dado "pasos importantes" al constatar una mayor "receptividad" de Bain para cumplir con las condiciones exigidas por el Gobierno Vasco, aunque han precisado que quedan "flecos" por cerrar. La conversaciones se han reconducido después de que el fondo norteamericano haya confirmado "en público y en privado" sus compromisos con "el desarrollo de un proyecto industrial sólido, el empleo y el mantenimiento del centro de decisión y el domicilio fiscal y social" de la empresa vasca en Euskadi.

Entrada del Gobierno vasco en ITP

De esta forma, el gabinete de Iñigo Urkullu y el fondo estadounidense se centran directamente en "trabajar en los mecanismos de garantía para que las otras condiciones" del Ejecutivo "también se cumplan".

Una de las cuestiones que quedaría pendeinte es la participación del Gobierno Vasco en el consejo de administración de la sociedad matriz. Al parecer, se estaría trabajando en buscar la mejor fórmula para la entrada el Ejecutivo en ITP Aéreo.

Archivado en:

Destacados