Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco plantea que la presencia de ITP en Euskadi obligue legalmente a sus propietarios

El Ejecutivo, que ve el acuerdo entre Bain y Rolls como "un punto de partida interesante", reclama dar más fortaleza legal al compromiso del arraigo de ITP para entrar en su accionariado, recogiéndolo en el pacto de socios

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia. / EP
La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia. / EP

La inclusión de compromisos como el mantenimiento de la sede, el desarrollo de la plantilla y la inversión en el crecimiento empresarial han sido claves para que el Gobierno vasco vea "un punto de partida interesante" en la compra de ITP Aero que han firmado Bain Capital y Rolls Royce esta mañana. El Ejecutivo vasco quiere que esas declaraciones de intenciones se trasladen al pacto de accionistas de la nueva ITP y, en ese caso, se planteará su entrada en el Consejo de Administración con la compra de un paquete accionarial de en torno al 5%. 

Así lo ha señalado la consejera de Desarrollo Económico del Gobierno vasco, Arantxa Tapia, en una valoración que ha realizado en el Parque Tecnológico de Zamudio, en Bizkaia, a escasos metros de la sede de ITP. Tapia ha señalado que el acuerdo de entre "Rolls Royce y Bain Capital" es un "punto de partida interesante para el desarrollo de ITP". La consejera ha explicado que la operación hay empresas importantes y ha dado especial importancia al hecho de que Rolls Royce se quede como cliente principal de la aeronáutica vasca durante los próximos 30 años. 

La clave de las próximas semanas reside en cómo se trasladan esos acuerdos y declaraciones de intenciones a un documento pactado entre los accionistas y que obligaría de modo "más robusto" a cumplir los compromisos del mantenimiento de la sede y el empleo. El Gobierno ha señalado que este fin de semana ha percibido hay un cambio en el fondo norteamericano al detectar un compromiso más real de plasmar estas exigencias que son las que abrirían la puerta para la entrada del Ejecutivo en el accionariado de la nueva ITP y en consejo. 

El reto en los siguientes meses es ver cómo se conjuga ese 30% de ITP que Bain Capital está dispuesta a ceder a socios para reforzar el carácter industrial y nacional de la operación. En ese aspecto, Arantxa Tapia ha reconocido que hay diferentes empresas interesadas en participar y en contacto con todas las partes y ha hecho mención explícita de Sidenor, que "está abierta y con su carácter interesante y alineado con los objetivos del empleo y el arraigo". Un proceso en el que, según ha explicado la consejera, también "está participando Rolls Royce", que tiene interés en "hacer una ITP fuerte". 

Las miradas en Indra

Para ese 30% las miradas también buscan la operación que el Gobierno de España podría hacer con Indra. La empresa que tiene una participación del 20% de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) sigue siendo una pieza que varios de los participantes en la operación de ITP consideran clave de aquí a junio para cerrar el accionariado. 

Archivado en:

Destacados