Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco prepara nuevas entradas en empresas a través de Finkatuz

La consejera Tapia asegura en 'Crónica Vasca' que el fondo público tiene sobre la mesa nuevas operaciones como las de CAF, Kaiku e ITP

Planta de PCB-ITP Aero en Barakaldo / EP
Planta de PCB-ITP Aero en Barakaldo / EP

La entrada en 2018 en el accionariado de CAF a través del fondo Finkatuz (se asumió un 1,24% del capital, 15 millones de euros) abrió una nueva vía dentro de la política industrial del Gobierno de Iñigo Urkullu, que ya avanzaba entonces que habría más pasos en esa dirección como parte de la estrategia de sostén del tejido industrial. Poco después el fondo público se hacía con algo más del 7% de Kaiku y, tras la larga pandemia, sigue adelante la negociación para sellar la entrada en ITP Aero.

Pero además el departamento de Desarrollo Económico está trabajando ya en nuevas operaciones similares en otras empresas, tal y como ha confimado la propia consejera Arantxa Tapia a 'Crónica Vasca', movimientos que Lakua cocina a fuego lento y por tanto se llevan con la máxima discreción.

"Hay cosas sobre la mesa pero no son sencillas", señalaba la consejera a este medio en el transcurso de la entrevista que se ha publicado este domingo. "Este tipo de actuaciones las debemos llevar de forma confidencial porque se genera mucho ruido. Tanto entre los propietarios como entre los que van a entrar se genera incertidumbre y lo debemos llevar con la máxima discreción", indicaba la titular vasca de Desarrollo Económico que prefiere por ello no dar plazos sobre esos próximos movimientos.

Entrada en ITP: "No somos un banco"

Sobre la principal cuestión que sí viene teniendo una gran relevancia mediática los últimos meses como es el cambio de manos de ITP Aero desde Rolls Royce al fondo Bain y a una serie de inversores de perfil industrial, el discurso de Lakua es el mismo que cuando arrancó una negociación que sigue adelante. "Tenemos los recursos y tenemos la voluntad de entrar", señala Tapia a este medio, y confirma que la operación se haría a través del fondo Finkatuz, dotado con un global de 260 millones de euros.

"Eso sí, el Gobierno no es un socio financiero, no somos un banco. Si entramos es para mantenernos a largo plazo", indica Tapia. "Queremos estar para garantizar su sede social y fiscal, su capacidad productiva, su implicacion con proveedores locales y el empleo. Eso debe quedar recogido en un pacto de accionistas, que es en lo que estamos trabajando", valoraba la consejera, que por otro lado cree que "no está en duda" que el Ejecutivo vasco pueda tener un asiento en el consejo de administración del fabricante de motores aeronáuticos.

Archivado en:

Destacados