Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco recupera el túnel del viento de Epsilon Euskadi para uso aeronáutico

Fuentes del Ejecutivo confirman el avance de las negociaciones y avanzan una inversión de 700.000 euros recogida en el Presupuesto para rehabilitar la instalación

Instalaciones de Epsilon Euskadi en el Parque Tecnológico de Miñano cuando estaban en uso / Idom
Instalaciones de Epsilon Euskadi en el Parque Tecnológico de Miñano cuando estaban en uso / Idom

Tras más de diez años de abandono, el Gobierno vasco ultima un acuerdo para recuperar el túnel del viento de Epsilon Euskadi del Parque Tecnológico de Miñano (Álava) que será empleado para usos aeronáuticos. La instalación seguirá siendo propiedad del Ejecutivo que deberá destinar 700.000 euros para rehabilitar la infraestructura. El contrato se firmará con un empresa aeronáutica que accederá a la instalación que también estará abierta a otros usos y compañías que desean acceder a las instalaciones. En el Parque Tecnológico de Álava está instalado el Centro Tecnológico de Aeronáutica y tienen sede también compañías como Aernnova y Alestis. Fuentes conocedoras del proceso han confirmado a 'Crónica Vasca' que físicamente, a pesar del desuso, la instalación se encuentra en buenas condiciones, pero es necesaria una inversión para adecuar el software que actualmente es inservible y para realizar una serie de tareas de mantenimiento básico para poder recuperarlo y ponerlo en funcionamiento.

Esta instalación podría emplearse también para pruebas en otros sectores como el eólico y en aquellos en los que sea necesario probar el diseño de perfiles laminares con flujos de aire. Actualmente en España solo hay un túnel del viento operativo que es el del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

El túnel del viento era la pieza estrella de del proyecto vasco de Fórmula 1, Epsilon Euskadi, que fracasó dejando una deuda histórica de más de 16 millones de euros en ayudas públicas perdidas y una factura de otros 16 millones que debe pagar el Ejecutivo por avalar un crédito fallido para el proyecto con sus propias instalaciones. Unas cargas que suponen un pago anual de 1 millón de euros hasta 2032. Durante muchos años no han fructificado los intentos por dar salida al edificio de 13.000 metros cuadrados que recibe el nombre de Marie Curie. El año pasado el Gobierno destinó en sus presupuestos diversas dotaciones económicas de hasta 300.000 euros para el desarrollo de un proyecto de actuación que lo pudiera reconvertir en edificio multiempresas. 

Y este septiembre dos empresas confirmaron la instalación en sus oficinas, aunque sin emplear el túnel del viento. Fueron AVS, la ingeniería que ha desarrollado varios proyectos con la NASA, y la energética Alisea Esco.  AVS, la compañía guipuzcoana que participó en el vehículo Perseverance que la agencia espacial estadounidense ha puesto en Marte, está creciendo con fuerza en el sector aeroespacial con proyectos importantes entre los que se cuenta su participación con Virgin en la lanzadera de satélites de Reino Unido

Inversión de 700.000 euros

Fuentes del departamento de Desarrollo Económico han confirmado a 'Crónica Vasca' que hay contactos avanzados con una empresa que podrían materializarse en los próximos días y señalan también que el Presupuesto de 2022 cuenta con una dotación de 700.000 euros para hacer frente a las actuaciones necesarias para poner en orden las instalaciones para su puesta en funcionamiento. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados