Pásate al MODO AHORRO

El grupo Mondragon mira al récord de ventas gracias al empuje de sus empresas industriales

La cooperativa vasca vuelve a niveles de facturación previos al covid pese al ligero descenso de Eroski y prevé un crecimiento del 10% en 2022

Sede del grupo Mondragon. /CV
Sede del grupo Mondragon. /CV

Las cooperativas de la Corporación Mondragon lograron recuperar el año pasado el nivel de ventas previo al covid y encaran 2022 con una previsión de crecimiento del 10%, lo que catapultará al grupo cooperativo a niveles récord. El año pasado las ventas de las firmas industriales de la cooperativa crecieron un 14%, mientras el área de distribución con Eroski a la cabeza redujo su facturación un 3,7%.

El gigante cooperativo "camina con buen paso, a pesar de la incertidumbre geopolítica, los incrementos de costes y el repunte de la inflación", señala el presidente, Iñigo Ucín. En un escenario de "enorme volatilidad" que genera "dificultades en el día a día" de la empresa, Ucín ha señalado que "el comportamiento del grupo en los primeros cinco meses de este ejercicio lleva un crecimiento de ventas de en torno al 10%", de forma que las empresas del grupo "defienden bien sus posiciones" en estos mercados plagados de incertidumbres.

Las cooperativas del grupo Mondragon sumaron en 2021 unas ventas de 11.404 millones de euros, lo que supone un 5% más y recuperar prácticamente los niveles precovid en un "ejercicio positivo". El grupo con sede en Arrasate blinda así la recuperación tras un 2020 marcado por la pandemia de covid.

80.000 trabajadores

El gigante cooperativo vasco, con firmas de relevancia como Eroski, Fagor o Batz, daba empleo a finales del año pasado a un total de 80.821 personas, lo que significa que, en conjunto, las cooperativas lograban mantener las cifras del ejercicio anterior.

Las inversiones por parte de las cooperativas aumentaron un 16,5% y alcanzaron los 390 millones, mientras que el ebitda tuvo un ligero repunte del 0,6% hasta los 1.332 millones de euros. La Corporación Mondragón considera que estas "magnitudes agregadas confirman que el grueso de las cooperativas ha sido capaz de recuperarse de la crisis de la covid-19 en un ejercicio no exento de esfuerzos".

Crece la industria y baja Eroski

Las empresas de corte industrial del grupo, con 37.000 trabajadores, mejoraron su facturación un 14%, por encima de los 6.000 millones de euros. El área de distribución, en cambio, que incluye a Eroski y a Erkop, registró en 2021 unas ventas de 5.387 millones, un 3,7% inferiores al ejercicio anterior, y una plantilla total que ronda las 40.000 personas, la otra mitad del grupo. La entidad financiera de la cooperativa, Laboral Kutxa, logró unos beneficios de 108,8 millones de euros.

Archivado en:

Destacados