Pásate al MODO AHORRO

La guipuzcoana Aglaya aplica la realidad virtual a los eventos en entornos 3D

La compañía ha colaborado con la Asociación Europea por la Sostenibilidad en su apuesta por trasladar su feria anual, celebrada en Bizkaia, a un espacio virtual permanente

Plataforma Aglaya
Plataforma Aglaya

La situación global provocada por la pandemia ha supuesto un punto de inflexión en la industria de la organización de eventos, y ha llevado a los diferentes agentes del sector a buscar alternativas a los encuentros presenciales, apostando por la digitalización. En el nuevo escenario, las herramientas digitales como las plataformas de videollamadas, los entornos 3D y los espacios híbridos físico-virtuales son los protagonistas a la hora de ofrecer modelos de encuentro cercanos y significativos. Con este objetivo, la empresa tecnológica Aglaya ha desarrollado una plataforma inmersiva para la organización de eventos, ferias y congresos en entornos 3D que permite generar encuentros de manera realista y personalizada, mediante realidad virtual, sea cual sea su ubicación.

Los responsables de la plataforma, Gorka Lorenzo y Martín Vidaurre explican las ventajas de la tecnología multiplataforma "que permite a los asistentes acceder a los eventos a través de cualquier ordenador o mediante gafas de realidad virtual”. El modelo desarrollado por Aglaya se caracteriza por ofrecer a las empresas involucradas en la organización de eventos, ferias y congresos una alternativa virtual a la presencialidad de los encuentros, conjugando la flexibilidad y la personalización, con entornos realistas. En este sentido, la recreación de espacios 3D en el sector de los eventos "aumenta la sensación de inmersión en el visitante, de la posibilidad de interacción entre participantes, así como con el ahorro en los costes de producción de los eventos".  

En concreto, la plataforma desarrollada por la empresa gipuzkoana permite digitalizar y personalizar todos los puntos clave de un evento: desde el entorno, stands, ponencias, hasta los espacios de networking. Todos esos puntos funcionan de forma automatizada y hacen posible medir el desarrollo del evento y la interacción de los participantes en todo momento. Al estar disponibles online, permiten aumentar el número de asistentes y la visibilidad de los productos, ya que se eliminan limitaciones temporales del espacio físico, independientemente del lugar donde se encuentren o a la hora a la que se conecten, ofreciendo un mayor alcance para diferentes públicos.

Hacia la hibridación de eventos

A este respecto, Aglaya ha colaborado con Berdeago, la Asociación Europea de la Sostenibilidad, en la digitalización de su feria anual en Bizkaia, que ha pasado de celebrarse durante dos fines de semana consecutivos una vez al año a convertirse en la Feria Virtual Permanente Berdeago, un espacio de exhibición para profesionales del ámbito de la arquitectura, construcción e interiorismo sostenible que permanecerá abierto todos los días 365 días del año.

Como apunta el responsable de Berdeago, Javier Sánchez, el formato virtual les está reportando diferentes oportunidades y ventajas. “Nos está dando la posibilidad de llegar a un público más numeroso y diversificado geográficamente, descubrir nuevas formas de comunicación y relación entre empresa y cliente, ahorrar en aspectos como logística, desplazamientos o alojamientos, así como reducir el impacto medioambiental y disminuir la huella de carbono”. 

Las ferias virtuales han venido para quedarse, no como sustitución a los encuentros presenciales, sino como una opción diferente, innovadora e incluso complementaria. Más allá de la pandemia y sus efectos a corto plazo, las tendencias apuntan hacia un futuro en el mundo de los eventos en donde lo presencial y lo digital pueden unirse mediante experiencias híbridas, abriendo así un nuevo horizonte a la organización de todo tipo de eventos. 

Destacados
Lo más leído