Pásate al MODO AHORRO

La guipuzcoana AVS gestionará la plataforma de lanzamiento de satélites de Virgin en Euskadi

El proyecto contempla la creación de ´hub´en el aeropuerto de Foronda y el desarrollo de un vehículo orbital en el Parque Tecnológico de Miñano con una inversión de 42 millones de euros

Boenig 737 de Virgin cargado con el cohete lanzador del satélite. / Virgin Orbit
Boenig 737 de Virgin cargado con el cohete lanzador del satélite. / Virgin Orbit

La guipuzcoana AVS es la compañía que lidera el proyecto para la plataforma de lanzamiento de satélites en el aeropuerto de Foronda con Virgin Orbit. La ingeniería vasca ya ha sido contratada por la empresa de Richard Branson para la gestión de su plataforma en tierra de combustible en Reino Unido. Esta relación y las capacidades del aeropuerto de Foronda han impulsado a AVS a preparar este proyecto que contempla una inversión de 42 millones de euros y que ya ha sido planteado a Virgin que ve en la pista de Vitoria un lugar apropiado para acogerla en su plan de lanzamientos. Así lo explica a ´Crónica Vasca´ el consejero delegado de la compañía, Miguel Ángel Carrera, que destaca la importancia del posicionamiento en esta  tecnología que supone el desafío de los satélites de nueva generación. Y es que el programa de Virgin que podría acoger Foronda plantea un lanzamiento de satélites desde un avión en vuelo, no desde una plataforma terrestre, una alternativa mucho más económica. 

AVS (Added Value Solutions) es una compañía domiciliada en Elgoibar que tiene sedes en Estados Unidos e Inglaterra y que ya cuenta con una dilatada experiencia espacial. La ingeniería se ha especializado con diferentes proyectos desarrollados con la NASA y, recientemente ha destacado su aportación con la elaboración de elementos críticos del vehículo Perseverance, que la NASA ha aterrizado en Marte. Ha colaborado para desarrollar este proyecto que el Gobierno vasco ha incluido en su lista de iniciativas para las que busca financiación con los Fondos Europeos. La plataforma de lanzamiento contempla también una segunda línea que se desarrollaría en el Parque Tecnológico de Miñano (Álava). En estas instalaciones AVS desarrollaría el vehículo (OTV) encargado de colocar los satélites en órbita.

Sistema de Operaciones Terrestres Transportables (TGOS) en Foronda

Foronda centraría parte importante de la inversión de 42 millones para la creación de un ´hub´, un TGOS (Sistema de Operaciones Terrestres Transportables). Se trata de un sistema de apoyo terrestre que consiste en una serie de remolques que manejan el propulsor de los cohetes y lo distribuyen a las temperaturas y presiones correctas al avión de lanzamiento. No se trata de un carburante convencional, ya que está preparado para que pueda funcionar en condiciones extremas, en el espacio. Se encuentra a muy baja temperatura, criogenizado, y requiere unos dispositivos de control muy ajustados que puedan medir múltiples variables. El aeropuerto de Vitoria alojaría la infraestructura para ordenar todas estas labores de preparación del cohete, denominado ´LauncherOne´. El dispositivo, según el programa de Virgin Orbyt, es colocado debajo del ala de un Boeing 737 desde donde se lanza en vuelo.

Técnicos de Virgin en la colocación del cohete lanzador del satélite. / Virgin
Técnicos revisando la colocación del cohete lanzador del satélite. / Virgin


AVS acaba de firmar un contrato con Virgin para gestionar esta infraestructura en Reino Unido. Ha sido a raíz de esa relación cuando la empresa guipuzcoana ha planteado la posibilidad de incorporar el aeropuerto de Foronda. Y es que la pista de la capital vasca reúne todas las características necesarias con sus 3 kilómetros y medio de longitud que le convierten en una de las pistas más largas de España y también por su cercanía al mar. Y es que la operación del lanzamiento ideada por Virgin requiere que el cohete despegue desde el ala del Boeing en vuelo por encima del mar. 

De momento, Virgin trabaja en el Puerto Espacial de Reino Unido y ha cerrado ya un acuerdo con Brasil para ubicar en el país sudamericano otra plataforma de lanzamiento. También Australia está planteando interés. El pasado enero fue cuando se realizó el primer lanzamiento para que la NASA testara la pruebas de calibración. La siguiente operación está prevista para junio en el marco de un programa dirigido a poner en órbita dispositivos que emplearán el Departamento de Defensa de Estados Unidos y el ejército de Países Bajos.

Según explica Carrera, el tiempo de ejecución para tener listo el proyecto encajaría perfectamente en el plazo de diciembre 2023 que fijan los proyectos para financiar con los Fondos Europeos. Por eso AVS ha trabajado con el Gobierno vasco la propuesta que el Ejecutivo ha incorporado a la última versión del Plan Euskadi Next Generation EU que recoge todas las iniciativas planteadas para ser financiadas con los recursos del Mecanismo de Resistencia y Resiliencia (MRR). El consejero delegado de AVS confía poder obtener el beneplácito de Moncloa y Bruselas para poder desarrollar un programa cuya tecnología conocen, ya están poniendo en práctica para Virgin y que forma parte de una de las carreras estratégicas que acaba de comenzar para el lanzamiento de satélites. La compañía fundada por Richard Branson ofrece con esta propuesta una alternativa mucho más barata que la de las convencionales plataformas terrestres, acercando la posibilidad a muchos países y empresas de poder emplear estos dispositivos en funciones que serán cada vez más empleadas en el futuro y tendrán mayor demanda. Frente a Virgin, el otro agente internacional que trabaja en una alternativa análoga es SpaceX, lanzada por el fundador de Tesla, Elon Musk.  

Archivado en:

Lo más leído
Destacados