Pásate al MODO AHORRO

Haizea Wind prepara nuevas adquisiciones para ampliar su oferta de producto para los aerogeneradores

El grupo tiene carga de pedidos hasta 2024 por 400 millones, de los que 200 corresponden a la planta del Puerto de Bilbao

El consejero delegado de Haizea Wind, Borja Zarraga. / cv
El consejero delegado de Haizea Wind, Borja Zarraga. / cv

El grupo Haizea Wind se está preparando para crecer vía adquisiciones o nuevas implantaciones para completar el mix de productos que tiene ahora para los aerogeneradores destinados a la energía eólica. Actualmente, la empresa con sede en el Puerto de Bilbao, fabrica torres para los aerogeneradores onshore -en tierra- torres offshore, -marinas-, además de las cimentaciones profundas para los parques éolicos marinos  y las grandes piezas de fundición que completan distintas partes de los aerogeneradores. El objetivo sería intentar completar esta oferta, probablemente con la construcción de las palas.  

El consejero delegado de Haizea Wind, Borja Zarraga, ha confirmado a Crónica Vasca que la empresa está ya estudiando "diferentes opciones"  y en conversaciones para buscar crecimiento "orgánico e inorgánico" y de lo que se trata es buscar una operación que permita "diversificar y buscar otros horizontes tanto en geografía como en producto. Las palas podría ser uno de ellos", señala. Además buscará ubicaciones en  "otras geografías que complementen nuestra capacidad actual". Una expansión para lo que "están abiertos a la entrada de un socio industrial y financiero" para costear la operación, que en cualquier caso sería fuera de España y dejaría Latinoamérica al margen donde ya cuentan con una empresa asociados con un socio local. Actualmente el grupo cuenta cuatro plantas: Haizea Wind en el Puerto de Bilbao, Tecnoaranda  en Aranda de Duero y Wec, con plantas en Agurain (Álava) y Deba (Gipuzkoa). 

Cada una de ellas tiene una especialización y trabaja centrada en el contratos destinados a las necesidades de clientes concretos, en este momento entre los más importantes en el sector de la energía eólica, con los que irá probablemente de la mano también  en su política de expansión, porque como recuerda Zarraga "es la única forma de el proyecto tenga una sostenibilidad a medio y largo plazo".

Haizea Wind, ubicada en el Puerto de Bilbao está especializada en torres offshore y cimentaciones marinas o monopilotes además torres onshore; Tecnoaranda fabrica torres para molinos en tierra y Wec hace las grandes piezas de fundición.

"Nuestra fábrica de Aranda es la segunda más grande de Europa que trabaja para Vestas, líder mundial en onshore. En Bilbao somos la fábrica de referencia hoy para Siemens Gamesa en offshore, sabiendo que Siemens Gamesa es líder mundia en offshore. Y para el tercero en discordia -en cuanto a liderazgo del mercado-  que es General Electric, estamos fabricando las torres de sus principales proyectos eólicos offshore, uno de ellos en concreto que nos han adjudicado que es el más grande del mundo y que se instalará en Escocia. Hoy nos hemos convertido en un actor potente en un entorno con mucho futuro", señala, recordando que las previsiones apuntan a que la capacidad de instalación de energía eólica durante las dos próximas décadas en Europa se multiplique por 10. "El mercado va a crecer mucho". 

Carga de pedidos y proyectos

De momento, esos clientes garantizan una potente cartera de pedidos de alrededor de 400 millones de euros hasta 2024, de los que 200 corresponden a la planta del Puerto de Bilbao mientras que el resto se reparten entre Tecnoaranda y Wek. Argentina, que se dedica a torres onshore es la que tiene una carga de trabajo "más débil" porque el país tiene una "situación económica complicada" y ha caído el mercado interno.

En concreto Haizea Wind tiene proyectos adjudicados hasta casi 2024, Tecnoaranda cuenta con carga de trabajo para casi dos años y en Wec cuentan con pedidos para este año y completar el siguiente. "Estamos contentos porque esto da mucha estabilidad para hacer muchas otras cosas", señala Zarraga, que dirige la empresa desde hace un año.

"En Bilbao somos la fábrica de torres offshore de referencia en Europa, tanto por el éxito de los proyectos que nos hemos adjudicado tanto con Siemens Gamesa como con General Electric, como desde el punto de vista de tecnología. En este sentido recuerda que están construyendo un proyecto muy relevante en Francia para General Electric, del que la semana que viene saldrán por mar las primeras torres,  y se va a lanzar la fabricación de tres proyectos en Francia con las torres más altas que Siemens Gamesa está haciendo en estos momentos. Además Siemens les ha adjudicado dos proyectos de referencia para esta empresa como son el proyecto de HyWind, el mayor parque eólico marino flotante del mundo que se instalará en Noruega, y un prototipo de una de sus nuevas turbinas. "Proyectos que destacan la apreciación, la fiabilidad y la calidad que Haizea Bilbao tiene para un fabricante de referencia como es Siemens Gamesa". señala. 

Francia está siendo en estos momentos uno de sus mercados principales pero fabrican para parques en toda Europa. "La geografía no es un impedimento en este sector, más allá de la logística, el trasporte de la pieza". "Hay pocas fábricas con las capacidades que tenemos", señala. Haizea Wind tiene capacidad para fabricar torres muy grandes con la ventaja de estar a pie de muelle en el Puerto, lo que permite su transporte. De hecho, las torres offshore tienen un diámetro cada vez mayor, de hasta 10 metros, que ya serían imposible de transportar por carretera.

En estos momentos la empresa está a la espera de conseguir proyectos "muy relevantes" para Reino Unido, que es uno de los grandes mercados en este momento. "Estamos siguiendo varios proyectos en este país, porque Reino Unido ha hecho una apuesta muy importante por la éólica offshore, quizá donde mayor apuesta hay en todo el mundo".

 

Apuesta por el offshore 

Actualmente el 62% de la producción del grupo está destinada a producto onshore, y el 38% a la eólica marina. Sin embargo en los próximos años se producirá un cambio radical por el crecimiento que experimentará la planta de Bilbao en la eólica offshorea. De hecho, en 2020, un tercio de la producción de la planta de Bilbao se dedicaba a offshore y dos tercios a onshore. Este año ya se ha dado la vuelta y la producción para eólica marina supone ya  dos tercios del total. El año que viene será el 100% de la producción en Bilbao dedicado a offshore. 

De momento ya están en conversaciones con la Autoridad Portuaria para ampliar la zona de almacenamiento y no se descarta ampliar la propia planta si se mantiene el ritmo de crecimiento. Actualmente ocupan una superficie de 120.000 metros cuadrados y el objetivo sería ampliar en otros 60.000 metros, ratificando su papel de actor tractor de la actividad del Puerto bilbaino.  

Por otra parte, la plantilla de Bilbao ha crecido un 20% en el último año al calor del incremento de la cartera de pedidos, al pasar a contar con 350 empleados  en pleno año de pandemia frente a los 210 con los que contaba el año anterior. 

Next Generation

La empresa lidera dos proyectos y participa en otros junto a otras empresas que se han presentado al Gobierno central para optar a los fondos Nex Generation que están destinados a potenciar el sector de la energía eólica a través especies de consorcios empresariales, entre las que las mayorías son vascas y otras de otras comunidades autónomas. "Se trata de soluciones, productos, capacidades... que permitan ser competitivos. Impulsar nuevas soluciones y cooperaciones entre compañías" para afrontar los retos de la fabricación de grandes proyectos y de torres cada vez más grandes y con mayor capacidad de generación de energía. Ha presentado en concreto  uno para torres y monopiles (Bilbao) y otro para fundiciones (Wec) , de más 40 millones cada uno.

"La energía eólica ha presentado una gran cantidad de proyectos y quiero pensar que Europa va a hacer una apuesta directa por la energía eólica como uno de los caminos para salir de la crisis del Covid. La energía eólicoa tiene capacidad de creación de valor y de tracción del tejido industrial que otras tecnologías como las fotovoltaica no tienen. Además, la capacidad del recurso eolico que hay en Europa es muy bueno y la tecnología para aprovechar este recurso ha mejorado en los últimos años". En este sentido recuerda que la eólica offshore "que era residual hace diez años, hoy por hoy se está convirtiendo en ámbito muy muy potente de desarrollo, con previsiones de que en la próxima década llegue incluso a sobrepasar en potencia instalada a la energía onshore". "Quiero pensar que parte de este movimiento va a ser una de las formas de Europa de salir de la crisis. Y en esa apuesta estamos".

Resultados

El CEO de Haizea recuerda que se trata de una empresa joven -Haizea Wind se inauguró en 2018-  y que por lo tanto, aunque están metidos de lleno en una política de crecimiento, "lo importante y prioritario ante todo es la consolidación. Creo que estamos haciendo las cosas bien, mejorando presupuestos en todo el grupo en los últimos dos años, cosa que para haber sufrido un año y pico de pandemia es un éxito", recuerda.

Las cifras así lo corroboran. Este año se cerrará con cerca de 200 millones de facturación agregada en entre las compañías en el grupo y un Ebitda de alrededor de 20 millones de euros, con lo que supera en un 30% lo que estaba presupuestado "y en un momento en el que se está saliendo de la pandemia. El grupo cuenta con una plantilla de 1.200 empleados.

Este año también se espera que la planta de Bilbao salga de los número rojos, después de tres años de funcionamiento en el que se han invertido 80 millones de euros. En 2019 perdió 18 millones de euros, el año pasado 8 y este año espera tener beneficios o al menos conseguir el equilibrio. 

Las previsiones están en mejorar las cifras para el año que viene, que dependerán mucho de si se consiguen algunos de los proyectos europeos.

 

 

 

 

Lo más leído
Destacados