Pásate al MODO AHORRO

El 5G 'real' se asoma a Euskadi y espera desplegar en verano sus primeras pruebas

Orange, Vodafone, Telefónica y Guuk ofrecen '5G comercial' en las tres capitales vascas

Parque tecnológico de Zamudio / parke.eus
Parque tecnológico de Zamudio / parke.eus

Cuatro de las principales operadoras telefónicas ya ofrecen comercialmente cobertura 5G en Euskadi. Orange, Vodafone, Telefónica y la reciente Guuk despliegan la quinta generación de redes móviles, al menos en las tres capitales vascas. No obstante, este 5G no es real, ya que aún no se ha explotado todo su potencial: las frecuencias que lo permiten no han sido subastadas por la crisis provocada por la pandemia.

Mientras tanto, la cobertura 5G no es uniforme en todo el País Vasco. Ni siquiera abarca la totalidad de las tres capitales, en función del operador. Telefónica  ofrece cobertura total en las tres capitales, además de parte de los principales municipios entre los que se incluye a Barakaldo o Llodio. "Nuestro 5G llega al 76% de la población del País Vasco", aseguran desde la compañía. Por su parte, Vodafone ofrece un 50% de la cobertura en Bilbao, Vitoria y Donostia. También tiene dispone de conexión a máxima velocidad en puntos 'estratégicos' como el Parque Tecnológico de Zamudio, en el BEC o el Hospital de Cruces. 

Orange dispone de 5G en ciertas partes de las capitales. Así, en Bilbao está en zonas como Getxo, Zamudio, Indautxu, el Casco Viejo, Rekalde, Santurtzi o Leioa. En Vitoria está en el centro y en barrios como Txagorritxu, Mendizorroza, San Martín o Adurza. Y en Donostia en los alrededores de la Avenida de Tolosa, la playa de Ondarreta y la UPV/EHU.

Entre las operadoras 'locales',  Guuk cubre con el 5G actual las tres capitales, mientras que Euskaltel es la gran ausente. La compañía naranja se escuda, con razón, en que el 5G comercial no se trata de una conexión "real" sino que es más cercana a un "4,5G. Lo que se ofrece por parte de las operadoras no deja de ser una mejoría de la actual 4G pero sin utilizar una red completamente desplegada para el 5G. Es lo que en términos técnicos se conoce como NSA (non standard alone).

El salto del 4G al 5G

Según las diferentes compañías telefónicas, el 5G aumentará la velocidad hasta los 10 GBps (gigabytes por segundo), cuando la velocidad del 4G es de 300 Mbps. También reducirá la latencia de los 200 milisegundos del 4G a un único milisegundo, y multiplicará por 100 el número de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado. Abre la puerta al denominado IoT, Internet of Things, donde todo estará conectado con la red. 

Para lograr los estándares óptimos de conexión es necesario desarrollar la tecnología adecuada. Actualmente el 5G trabaja en el mencionado formato NSA (Non Standalone), que emplea la tecnología, antenas y espectro del 4G. El siguiente paso será implementar el formato SA (Standalone), diseñado para soportar todas las capacidades de esta quinta generación.  

La banda ancha de 700 mhz que saldrá en principio a subasta este marzo jugará un papel fundamental en el desarrollo del formato Standalone. El Estado, según se desprende de los Presupuestos Generales, pretende recaudar de las principales operadoras del país (Vodafone, Telefónica y Orange) al menos con 2.000 millones de euros. Su puesta en marcha permitirá expandir la conexión 5G a la mayoría de núcleos poblacionales del país y a autopistas, autovías, carreteras, estaciones de tren o aeropuertos. 

Smart cities

“Es la puerta de entrada a las smart cities” asegura Norberto Ojinaga, CTO de Euskaltel. “Los semáforos funcionarán con sensores y la propia ciudad podrá avisarte de los sitios libres para aparcar”, ejemplifica el directivo. También será el principio del coche autónomo y de las operaciones teleasistidas a kilómetros del paciente, gracias a la conexión de milisegundos que permitirá esta red en el futuro.  

¿Cuándo llegarán estas aplicaciones? Según Ojinaga en junio de este 2021 ya habrá casos de uso de 5G con tecnología Standalone en el País Vasco gracias al Proyecto 5G Euskadi que desarrollan 13 empresas (entre ellas Euskaltel y Másmovil, accionista de Guuk) y organismos públicos y privados en los tres parques tecnológicos de la comunidad. La iniciativa cuenta con una inversión de 7,1 millones de euros y un plazo de 30 meses para habilitar una red de conexión 5G Standalone en cada uno de los parques.

Archivado en:

Destacados